"Maricones de m**rda, voy a por vosotros", "Os vais a enterar mariconazos", "Os doy dos hostias y os parto la cabeza". Estas son solo tres de las frases que le dijo Montserrat Hernández, alcaldesa de una localidad de Ávila, a una pareja de homosexuales, por las cuales ha sido condenada a pagar una multa de 900 € por insultos e injurias.

Según dice la denuncia, la alcaldesa y su mano derecha, Moisés Díaz Montenegro, los cuales ambos iban ebrios, se acercaron al domicilio de los denunciantes junto a más vecinos y empezaron a insultarles e incluso llegaron a entrar en dicho domicilio. Los denunciados niegan las palabras de los denunciantes, afirman que se acercaron al domicilio particular de esta pareja, pero para recriminarles que les hubieran sacado una foto sin permiso. La magistrada del Juzgado de Instrucción número 1 no daba crédito con las acusaciones del matrimonio, por eso ha puesto como sentencia para la alcaldesa y su mano derecha una multa de 900 €.

Yo, personalmente, opino que deberían de haberles puesto una multa mayor, no hace falta ponerse así porque te hayan hecho una foto y menos diciendo ese tipo de insultos. La gente debe de respetar la orientación sexual de cada persona, ya que no tiene nada de malo y no hacen nada malo, mucha gente sigue sin respetar a las personas que tienen una orientación sexual diferente, pero que un hombre desee a otro hombre o una mujer desee a otra mujer no le hace ningún tipo de daño a nadie.

Actualmente hay muchos casos de insultos y agresiones debido a la orientación sexual de cada persona y eso debería de ser sentenciado con algún tipo de multa, ya que están violando los derechos y los gustos de las personas, cada persona tiene un gusto y los demás no somos quien para juzgarle por algo así, si nunca ha hecho nada malo. En Rusia los policías se dedicaban a pegar e insultar a los homosexuales por su orientación sexual y eso no me parece bien y menos por parte de policías y gente cualificada como ellos o incluso los políticos, por eso debería haber algún tipo de sentencia para aquella gente que no respeta a las personas con diferente orientación sexual o diferentes gustos.