La gente se queja todo el día, pero, ¿de qué se queja? Los españoles se quejan todo el tiempo de todo y por todo. Fíjense, tuvimos un puente largo desde el sábado hasta este lunes, si no tienen dinero como acusan y que no hay trabajo, no se podrían ir a un hotel, a comer afuera e irse a esquiar, ¿no es verdad? dijo el periodista crítico Julio Sánchez Porta del Diario Son Buenas Noticias

Entonces, aquellos españoles que tanto se quejan todo el tiempo, no lloren que no les alcanza, no lloren todo el tiempo diciendo: "No hay trabajo, mi esposo o esposa está en paro", cuando se van tres o cuatro días de vacaciones. Tienen derecho a quejarse cuando vuestra vida es mísera, pero no que por un lado me pongo de víctima y por el otro me la paso pipa con dinero en el banco, por si acaso me quedo mirando el cielo.

Y es la verdad, uno flipa cuando escucha a gente que está bien quejarse.

Es verdad que el gobierno español trabaja a medias en pro de que su propio pueblo pueda estar mejor a nivel de trabajo. No hay un planteamiento para modificarlo. Uno escucha en la televisión, el paro baja en el mes de diciembre, claro, baja porque se toma gente joven para vender en estas fiestas de Navidad, Año Nuevo y Reyes y luego ¿Qué? Se vuelve al paro, a solicitar las subvenciones, a solicitar ayudas mediante la asistente social, que a veces tiene pegado en su boca ese "no". Y que mucha gente realmente está en la miseria espantosa, mientras otros que tienen dinero solicitan también ayudas y no tienen vergüenza de solicitarlo. Está bien, les corresponde por edad, por tener familia numerosa, etc. pero, ¿y los papeles que presentan, son fraguados?

Realmente no se comprende, pero así está la sociedad.

Vídeos destacados del día

Y no solamente atañe a los españoles, también a los inmigrantes. Porque el español piensa que el inmigrante tiene todas las fichas para ganar y no es así. La cosa está equilibrada en ese sentido. No olvidemos que aquello que no hace el español, lo hace el inmigrante, solo con los dedos de la mano alcanza para que un español haga lo que un inmigrante haga y hasta pueda lograr un subsidio o ayuda.