Un noticia proveniente de Egipto habría dejado a toda la comunidad científica y a los curiosos amantes de la Arqueología con la boca abierta. A partir de una excavación con otros fines se ha hallado una de las ciudades del antiguo Egipto más grandes nunca descubiertas.

La ciudad, que se estima que tiene más de 3.000 años, se encontraba bajo las arenas del desierto y ha sido a partir de una excavación motivada a encontrar evidencias relacionadas con Tutankamón como comenzaron a aparecer los primeros ladrillos de adobe que eran la punta del iceberg de este importante descubrimiento.

La ciudad, que se conserva en muy buen estado, puede tener las claves para encontrar respuesta a uno de los periodos de mayor esplendor del antiguo Egipto: el imperio de Amenhotep III.

La ciudad perdida de Egipto arrojaría información sobre Amenhotep III

Y es que siempre que se piensa en Egipto se piensa en Tutankamón y Nefertiti por su relevancia en la historia de la arqueología; sin embargo, los investigadores llevarían tiempo obsesionados con saber cómo fue el reinado de Amenhotep III y si podrían demostrar algún día la hipótesis de una posible corregencia con su hijo.

Ahora, gracias a este nuevo hallazgo, se podría confirmar la teoría y descubrir más sobre cómo vivían en aquella época y, sobre todo, una de las cosas que más interesan a los egiptólogos es porqué acabaron yéndose de la ciudad Nefertiti y Akenatón, el hijo de Amenhotep III.

La excavación de Egipto se mantiene bien conservada

Los expertos han quedado impresionados con el estado de conservación de la ciudad perdida. Poco a poco habrían ido desenmarañando el laberinto de la ciudad, encontrando establecimientos con los utensilios y estructuras intactos: una panadería, materiales ornamentales, una cocina y decenas de herramientas nos arrojan información hasta ahora desconocida de cómo habrían vivido durante esta dinastía del antiguo Egipto.

También se ha descubierto una estructura de la ciudad con forma defensiva, por lo que algunos expertos suponen que se trataría de algún lugar protegido, aunque todavía es pronto para confirmar qué utilidad tenía dentro de esta época.

Uno de los mayores descubrimientos de Egipto

A pesar de que el descubrimiento aún es reciente, los expertos no tienen ninguna duda al afirmar que este es uno de los mayores hallazgos del siglo: "Es el segundo descubrimiento arqueológico más importante desde la tumba de Tutankamón", aseguran muchos, ya que no solo nos daría información sobre la figura de Amenhotep III y su hijo Akenatón, sino sobre la manera de vivir de la sociedad del antiguo Egipto como nunca antes la conocíamos.

Sigue la página Arte
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!