Todos los sectores económicos están viéndose afectados por la crisis del Coronavirus, entre ellos la industria del Cine, un negocio que sigue dando buenos resultados económicos gracias a las plataformas de VOD, pero que sin embargo va a sufrir pérdidas millonarias a largo plazo.

El retraso de la última película de la saga de James Bond sorprendió a muchos que no eran conscientes de la situación en la que nos ha sumergido el coronavirus. Tras esta mala noticia relacionada con el mundo del cine se sucedieron otras antes de que se procediera al cierre de las salas de cine ante el temor de aumentar el número de contagios.

Este cambio de fecha de estreno ha sido el primero de muchos que se han ido sucediendo en los últimos días debido a la crisis global en la que nos encontramos.

Los primeros retrasos de Disney por el coronavirus

Muchos espectadores habrán quedado desilusionados ante los retrasos de los inminentes estrenos de dos de las producciones de Disney más esperadas, Mulán y Los Nuevos Mutantes. El remake del clásico de Disney ha sido sacado del mercado tras la cancelación de su estreno en China. Por su parte, Los Nuevos Mutantes parecía que por fin iba a ver la luz tras numerosos problemas y retrasos, pero por desgracia su fecha de estreno vuelve a quedar en el aire. A estas dos producciones también se une Antlers: Criatura oscura, la tercera producción cinematográfica de Disney que se ve directamente afectada por este virus.

Otras producciones estadounidenses afectadas por el coronavirus

Sin tiempo para morir, la película con la que Daniel Craig se despide del mítico agente británico, fue una de las primeras producciones en cambiar su fecha de estreno de abril de este año a mediados de noviembre. Desde que se anunció este cambio, se ha especulado mucho acerca de las pérdidas millonarias que va a causar este movimiento a sus productoras.

Una de las películas más esperadas de este año por los amantes del terror es sin duda Un lugar tranquilo 2, película que iba a estrenarse esta semana y cuyo futuro es ahora incierto. Otra popular saga que se ha visto afectada por el coronavirus es la de Fast & Furious al cambiar la fecha de estreno de Fast & Furious 9 de mayo de este año a abril del año que viene.

A todas estas películas se unen La resistencia y otras de corte más familiar como Un amigo extraordinario, o Peter Rabbit 2: A la fuga, que en principio podrán verse a lo largo del próximo verano.

La industria española también se ve afectada por el coronavirus

La industria cinematográfica estadounidense no es la única que se ve perjudicada por la pandemia que estamos viviendo. Los seguidores de la Trilogía del Batzán tendrán que esperar hasta el verano para poder ver el desenlace, ya que Ofrenda a la tormenta retrasa su fecha de finales de este mes al 12 de junio.

La nueva comedia de Carlos Theron, Operación Camarón, fue de las primeras producciones españolas en verse directamente afectada por la crisis al tener que cambiar su fecha del pasado 13 de marzo a septiembre de este año.

A estas películas se unen El inconveniente, un drama protagonizado por Juana Acosta y Kity Mánver, cuya nueva fecha es de momento desconocida.

Otras producciones que se han visto afectadas

Para terminar, mencionar algunas otras producciones cinematográficas menores que se han visto perjudicadas por el coronavirus. A las producciones españolas se unen otras películas europeas como Aquí estoy, Perfumes o Pinocho.

El cine social de diversas nacionalidades también han desaparecido de las fechas de estrenos. Cintas como Chicuarotes, Papicha, Sueños de libertad o Temblores son algunas de las afectadas.

Sigue la página Coronavirus
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!