The Hollywood Reporter informa que el genio del terror aportará su visión a la nueva cinta de monstruos que prepara la productora norteamericana tras el éxito de crítica y taquilla que significó The Invisible Man (Leigh Whannell, 2020).

La película aún se desconoce

Según fuentes del medio digital, la película, sin título confirmado, se centrará en un grupo de adolescentes que descubren el terrible secreto de su vecino: en el sótano de su hogar está construyendo un monstruo. El largometraje beberá del legado de monstruos clásicos de Universal Pictures y de la cinta Disturbia (D.J Carusso, 2007).

Cine Premiere reporta que ya hay guionista convocado para el proyecto, se trata de Robbie Thompson conocido por sus trabajos de escritura para las series Jericho (2006-2008), Ark (2010) y Supernatural (2005-2020), en esta última también tuvo créditos como productor ejecutivo.

James Wan es un referente contemporáneo del terror

Es importante recalcar que James Wan no ocupará la silla del director solo trabajará como productor mediante su compañía Atomic Monster Productions. Para quien no lo conozca, un poquito de historia sobre este prolífico realizador malayo-australiano.

Cuatro años después de su ópera prima, el filme de horror Stygian (2000), Wan y su amigo Leigh Whannell le mostrarían al mundo su talento con la excelente Saw. El éxito mundial de la cinta traería consigo siete secuelas (con el tándem Wan-Whannell como productores ejecutivos) que constituirían una de las grandes sagas de terror de la historia.

Wan seguiría su trayectoria detrás de cámaras con las discretas Dead Silence y Death Sentence ambas en 2007.

Este pequeño paso atrás no dañaría la visión creativa del realizador, solo retrocedió para tomar un impulso que se evidencia en sus próximos filmes Insidious (2010) e Insidious: Chapter 2 (2013). Ya de regreso al mapa, James Wan llegaría a la cima consolidándose como maestro dentro del terror con las magníficas/excepcionales The Conjuring (2013) y The Conjuring 2 (2016), piezas angulares del Warrenverse.

El mencionado universo cinematográfico lleva su sello en toda su extensión, ya que produjo la trilogía Annabelle (2014-2019), The Nun (Corin Hardy, 2018) y The Curse of la Llorona (Michael Chavez, 2019).

La enorme carrera en el terror no ha acaparado todo el talento de Wan, Furious 7 (2015) y Aquaman (2018) son muestras de su versatilidad y capacidad detrás de cámaras.

Lo próximo para el realizador es el regreso a su género predilecto con Malignant (2020) y las nuevas aventuras de Arthur Curry/Aquaman previstas para el 2022. En su faceta de productor presentará The Conjuring: The Devil Made Me Do It (Michael Chaves, 2020), There’s Someone Inside Your House (Patrick Brice, 2020) y el remake de Mortal Kombat (Simon McQuoid, 2021).

El nuevo camino de Universal

El fracaso de The Mummy (Alex Kurtzman, 2016) sepultó el Universo de Monstruos (Dark Universe) que tenía programado Universal Studios, por tanto, la productora tuvo que redimensionar sus proyectos independizándolos y cediendo la libertad creativa a los realizadores. Una apuesta que ya dio frutos con la antes mencionada The Invisible Man.

El estudio prepara más propuestas de la mano Dexter Fletcher (Eddie The Eagle, Rocketman) Paul Feig (Bridesmaid, Last Christmas) y Elizabeth Banks (Pitch Perfect 2, The Charlie's Angels).

En cuanto al largometraje que preparan Wan y Thompson, Universal, con semejante talento respaldando el proyecto, no es de extrañar que lo suba al tren expreso rumbo a la gran pantalla.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!