Una joven bajo el nombre Milagros, introduce cómo se manufacturan los tejidos, desde trasquilar la lana hasta cómo realizar el acabado de una manta en una comunidad cusqueña. Bajo las palabras de la muchacha 'todo natural y hecho a mano', la joven comienza el procedimiento.

El lavado de la lana y el uso de la rueca

Utilizan lana de oveja o también de alpaca para realizar el mismo proceso. Comienzan cortando la lana con un pedazo de vidrio aunque especifica que si la oveja está viva deben hacerlo con un cuchillo ya que si no, podrían herir al animal al estar en movimiento. Una vez cortada la lana, procede a lavarla.

Para ello utilizan una raíz natural llamada zajtan o zajtana. Es decir, no utilizan productos químicos que puedan dañar tanto la ropa como la piel.

Cogen un trozo de raíz y comienza a rallarla encima de un cuenco con agua hasta que esta se impregna de la raíz y se puede observar cómo comienza a crear espuma. Milagros comenta que también la utilizan para lavarse el pelo ya que favorece el fortalecimiento del mismo disminuyendo la caída del pelo y la salida de canas.

Para filtrar el producto utilizan un filtro hecho de paja dejando las impurezas atrás. El resultado es un agua espumosa que no tiene olor ni sabor. No es como un detergente químico. Después lavan la lana que está muy sucia y se puede ver cómo la lana queda totalmente limpia después de frotarla un poco.

La joven comenta que además, no desaprovechan el agua sino que la utilizan como abono ya que no perjudica a las plantas. Una vez terminan de limpiar la lana, la cuelgan para que seque.

Una vez está seca, comienzan a producir el hilo con un instrumento llamado rueca llamado en la lengua nativa pushca. Con este instrumento y con gran habilidad pueden medir el grosos del hilo, pueden romper el hilo y unir el hilo solo con girar la rueca.

Comienzan a aprender el oficio desde los siete u ocho años por lo que tienen tanta habilidad que pueden hacer hilo mientras realidad otras actividades.

¿Cómo tintan la lana?

Una vez está seca y se han hecho hilos, lo pasan a madejones para luego teñirlo con hojas y flores, todo natural. Depende del color que quieran utilizan un material natural u otro, desde insectos hasta hojas de planta.

Por ejemplo, para el rojo utilizan el insecto de la cochinilla.

Lo que hacen es secarla y una vez seca la muelen para convertirla en polvo. Para realizar diferentes tonalidades de rojo, mezclan otros elementos como jugo de limón para hacerlo más claro. Pueden llegar a realizar 24 tonalidades de rojo. Para teñir la lana lo que hacen es hervir agua con el material natural echando una piedra alumbre y un poco de limón como fijador durante 45 minutos, y luego la lavan hasta que sale agua limpia, sin color.

Sigue la página Historias
Seguir
Sigue la página Arte
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!