No es de extrañar que la higiene esté ligada a la medicina. En realidad, si no pensamos un poco tiene todo el sentido del mundo y es que en el Antiguo Egipto la higiene se daba la mano con la medicina y también con el mundo de la espiritualidad.

Mantener una higiene adecuada permite evitar enfermedades y es por eso que era un factor de gran importancia. Por supuesto, no todos tenían la misma facilidad para mantenerla debido al rango social y por lo tanto, los recursos. Sin embargo, un egipcio se bañaba de media una vez al día: algunos en su gran baño y otros quizá en el Nilo o con una jarra de agua.

La higiene y la apariencia física en en el Antiguo Egipto

Al contrario que en la actualidad que tenemos remedios para todo y no nos producen una serie complicación, en la antigüedad había que tomar medidas de precaución para evitar cualquier tipo de acercamiento a una enfermedad o dolencia. Una mosca podía resultar una complicación, también las pulgas y los insectos que eran una manera rápida de transmitir enfermedades.

Raparse la cabeza era una manera de evitar que las pulgas se alojaran en la cabeza además de lavar la ropa con frecuencia y darse baños.

Los perfumes eran un elemento usual de la vida en Egipto y lo sabemos por la cantidad de frascos que se han encontrado a lo largo de las excavaciones arqueológicas. Esto está relacionado con la apariencia física y es que eran meticulosos con ella. El Kohl era una sustancia que se ponía alrededor de los ojos. Muchos creen que se hacía puramente por el factor estético pero la realidad es que les permitía protegerse de la luz solar constante.

La magia y la superstición en el Antiguo Egipto

Como es normal, al principio la medicina estaba relacionada con asuntos sobrenaturales. Las dolencias que no son perceptibles a la vista eran difíciles de localizar o de combatir. Estas terminaban siendo un misterio que intentaban repeler con rituales. Con el tiempo y la experiencia, el uso de infusiones y cremas ayudaba a mitigar algunas de estas dolencias lo que hizo que cada vez el uso de plantas fuese desarrollado e investigado.

La hoja de acacia o la adormidera son ejemplos de plantas utilizadas.Teniendo en cuenta que algunas plantas hacían bien y otras hacían mal fueron aprendiendo a discernir las positivas de las venenosas.

Los médicos se especializaban en una zona en concreto y es por eso que gozaban de buenos médicos. Había médicos para los ojos, para el abdomen, para los aparatos reproductores etc. Los médicos eran necesarios para mantener sanos a los obreros que eran aún más necesarios. Eran los engranajes de un reloj, la mano de obra que hacía funcionar el Antiguo Egipto. Es por eso que tenían una sanidad gratuita.

Sigue la página Historias
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!