Eran desperdicios. Es música. Era basura. Son instrumentos. Una lata de conservas ya comida, chapas de refrescos dobladas, llaves de puertas que nadie abrirá, cuerdas de un viejo juguete, tenedores sin alimentos, un barril de aceite abollado, o pequeños trozos de tablas sin forma. Un día de 2006, la creatividad tintineó sobre un pentagrama y nació la posibilidad de una idea. Reciclar lo aparentemente inservible con un objetivo. A partir de pequeños residuos sólidos domiciliarios, en el Taller de Lutería, comenzaron a construir instrumentos de Música. Sucedió en una pequeña comunidad de Paraguay.

Hoy tienen como nombre la Orquesta de Instrumentos Reciclados de Cateura, y está dirigida por Fabio Chávez. La música no siempre necesita una partitura.

Niños, adolescentes y jóvenes componen esta maravillosa banda del Bañado Sur, una zona ubicada junto al vertedero Cateura de Asunción, en las afueras de la capital paraguaya. El barrio de pobreza extrema, bajo un hedor irrespirable, asediado por las constantes inundaciones, descubrió un halo de felicidad y supervivencia, o musicoterapia. Los instrumentos emergieron del ingenio, y hoy soy inmensas obras de arte. Bidones, cubiertos, cajas de cereales, latas, envases de leche o bandejas de horno que dan vida a flautas, violonchelos, violines, cellos, tambores, maracas, guitarras, contrabajos trompetas o saxofones.

La Orquesta viajó por primera vez a España en 2014, y ya ha actuado en países como Colombia, Brasil, Chile, Argentina, Ecuador, Perú, Panamá, Estados Unidos, Canadá, Noruega, Alemania, Francia, Holanda, Bélgica, Suiza, Palestina y Japón. Este mes de enero regresará a Madrid y San Sebastián. El primer Concierto tendrá lugar el 2 de enero en el Palacio de Congresos y Auditorio Kursaal de San Sebastián, y el 4 de ese mismo mes en el Teatro Real de Madrid.

El repertorio desfila por la música clásica, folklórica, paraguaya, latinoamericana, e incluso alguna pieza de los Beatles, temas inolvidables de Frank Sinatra, banda sonoras de películas o el metal sinfónico. "Cada nota que ellos interpretan es un elemento motivador y de promoción. Ellos viven experiencias que les ayudan a aprender, a permanecer en la escuela, desarrollar su creatividad y a tener acceso a oportunidades para mejorar su futuro", explican desde la organización.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!