La heroína negra estadounidense por antonomasia nació en 1913 en Tuskegee, un pequeño pueblo al sur de Alabama, uno de los estados más racistas de la época. En un tiempo en el que las leyes del Sur de los EEUU dictaban la total segregación entre blancos y negros en todos los ámbitos de la vida y en donde el Ku Klux Klan campaba a sus anchas por las calles, Rosa Louise McCauley - apellido de soltera - se incorporó al Movimiento por los Derechos Civiles como secretaria de agrupación en Montgomery.

Pero fue el 1 de diciembre de 1955 cuando protagonizó la hazaña por la que será eternamente recordada.

Aquella tarde, Rosa Parks cogió el autobús, pagó su billete y se sentó en un asiento vacío en la primera fila de la zona negra. En la tercera parada, al ver que subían más pasajeros de raza blanca, el conductor pidió a los cuatro negros que ocupaban la zona de color, entre los que se encontraba la propia Rosa, que se levantasen para que los nuevos pasajeros pudiesen sentarse.

Ante tal orden, ella se negó, ni siquiera las amenazas de llamar a la policía la disuadieron. Tras su arresto, Parks fue acusada de violar el Código de Segregación de la ciudad y de alterar el orden público, condenándola finalmente a pagar una multa de 10 dólares. Su acción arengó a la comunidad afroamericana, provocando manifestaciones y boicots a los transportes públicos. Finalmente, al año siguiente la Corte Suprema abolió y declaró inconstitucional la segregación racial en los autobuses.

Desde entonces y hasta el año de su muerte en 2005, Rosa Parks se convirtió en todo un símbolo de la lucha por los Derechos Civiles en Estados Unidos.

Tras este apunte biográfico, es imposible no percatarnos que la percepción social de la figura del héroe ha sufrido una gran transformación a lo largo de la historia. De ser hombres curtidos en mil batallas pasaron a ser personas corrientes que nos podemos encontrar en nuestro día a día.

Sin embargo, y para nuestra desgracia, hoy en día proliferan otro tipo de héroes: los de cómic o los que logran una efímera pero importante fama por dos minutos soltando polémicas en televisión. Prueba de ello es la poca visibilidad que se le ha dado al aniversario de la hazaña de Rosa Parks en los medios de comunicación de este país. De vez en cuando se conocen algunos nombres, como los de Anas al Basha o Ervigio del Corral, aún así nos encontramos ante un panorama desolador, donde se banaliza al héroe y donde los héroes de verdad no reciben la atención que se merecen.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más