El pasado 15 de diciembre se hicieron públicos los nominados al Goya 2017. El anuncio recayó este año sobre Javier Cámara y Natalia de Molina, quienes revelaron los nombres de algunas de las propuestas que ya estaban en las quinielas de muchos expertos.

Un monstruo viene a verme, de Bayona, es sin duda la gran favorita, con 12 nominaciones entre las que destacan categorías tan gordas como: mejor película, mejor director, mejor guion adaptado o mejor actriz de reparto para la veterana actriz de hollywood, Sigourney Weaver (conocida popularmente por su papel de la Teniente Ripley en Alien).

Con 11 se sitúan El hombre de las mil caras y Tarde para la ira, dirigidas por Roberto Rodríguez (director de La isla mínima) y el actor Raúl Arévalo, quien se mete de lleno en la dirección de su primer largometraje. Tras ellas 1989, Los últimos de filipinas, Julieta de Pedro Almodóvar, Que dios nos perdone o La reina de España.

En las categorías interpretativas es donde está sin duda la clave de lo que pueda suceder el 4 de febrero. La de mejor actor de reparto parece ser las más interesante de esta edición, en las que encontramos nombres como los de Karra Elejalde (100 metros), Javier Gutiérrez (El Olivo), Javier Pereira (Que dios nos perdone) y Manolo Solo (Tarde para la ira) compitiendo por el galardón.

Un camino más despejado lo tienen el resto de categorías donde, salvo sorpresas de última hora, Emma Suárez (Julieta) y Candela Peña (Kiki, el amor se hace) se llevarán a casa el de mejor actriz protagonista y de reparto respectivamente y donde Eduard Fernández se asegura el de mejor actor protagonista por El hombre de las mil caras dando vida a Francisco Paesa.

En los apartados técnicos, Un monstruo viene a verme y 1898, Los últimos de filipinas arrasan. Y como sorpresas, destacar la nominación de Ricardo Gómez a mejor actor revelación y el apasionante duelo de actrices en la categoría femenina en la que encontramos como favoritas a Ruth Díaz (Tarde para la ira) y Ana Castillo (El olivo).

Lo que denotan, en última instancia, estas nominaciones es en primer lugar el auge del Thriller, en segundo lugar la urgencia de films políticos como El hombre de las mil caras, en tercer lugar el reconocimiento a lo grande de Bayona antes de cruzar el charco y en cuarto lugar la poca presencia de directoras entre los nominados. Si encontramos a Nely Reguera en la categoría de Mejor dirección nobel con María y los demás, pero no logra paliar una lacra que lleva años produciéndose.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más