Recordando los inicios de los hermanos Winchester en la serie Sobrenatural, hoy presentamos el Wendigo. Este ser caníbal y que arranca corazones, tiene su propia historia de amor y sus leyendas misteriosas como cualquier otro mito. Aparece como mito y leyenda en muchas culturas americanas y en la canadiense. En las mitologías se describe como un glotón y avaricioso que nunca se saciaba y siempre estaba buscando nuevas víctimas.

Según la cultura o el lugar se cuenta una historia u otra. Por un lado tenemos su historia real: nos cuenta como un hombre, que sentía gran amor por su amada, fue traicionado por su mujer. Éste enloqueció y la mató arrancándole el corazón como venganza. Sin embargo lo único que obtuvo fue una larga agonía sin su amada y comiendo corazones de otras víctimas para saciar su canibalismo. Otra de las historias cuenta como un humano es poseído por un espíritu maligno y se convierte en la bestia come corazones insaciable y voraz.

En cuanto a su aspecto físico podemos resumir que es descrito como un ser raquítico con la piel tensa. Con un color de piel gris ceniza parecida a la de un muerto, grandes ojos hundidos en sus cuencas y dientes y labios siempre llenos de sangre y carne. Sucio, maloliente y con ampollas en toda su piel. Esta bestia o este espíritu sobrevive saciando su canibalismo comiendo corazones humanos. Siempre está al acecho de nuevas víctimas y buscando carne fresca.

Según las leyendas en un ser solitario, por lo que vive en bosques, cuevas y montañas. Este escenario es perfecto para su caza. Comienza casi imitando las voces humanas y llama a sus víctimas por su nombre. Las llama pidiendo ayuda o apelando alguna excusa. La víctima acude a la llamada mientras que el Wendigo la acecha silencioso hasta atraparla.

Por otra parte tenemos el almacén de provisiones: cuentan las historias que durante un tiempo se abastece de provisiones para el invierno.

Captura a sus presas y las secuestra en su cueva durante un tiempo mientras racionaliza la comida para los tiempos de escasez.

Alrededor de él existen muchas leyendas e historias… algunas falsas otras verdaderas. Sin embargo existen pruebas escritas reales de lo que podría parecerse a la figura del Wendigo. La primera prueba la tenemos gracias a Paul Le Jeune, un jesuita misionero en Quebec. En 1636 envió a Roma un informe quejándose de una mujer que, en trance espiritual, atacaba al resto de los aldeanos.

Las últimas pruebas de un Wendigo fueron en Rosesu (Minnesota) en el siglo XIX con unas muertes inexplicables.

Existe una enfermedad llamada “Psicosis por Wendigo”. El paciente desarrolla un gravísimo apetito por comer carne humana. Este síndrome es producido por situaciones extremas en las que se ha practicado el canibalismo para poder sobrevivir. Suelen desarrollar comportamientos violentos e incapacidad de sociabilización.

La enfermedad es achacada a la culpa y el remordimiento y la imposibilidad de vivir con ese acto.

Esta psicosis también existía en las tribus de Canadá y Alaska. La persona dejaba de comer y vomitaba, tenía nauseas… al no comer se temía ser poseído por el Wendigo y acabar convertido en un caníbal. La persona pedía a sus compañeros de aldea que lo mataran antes de que eso sucediera.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más