La fotografía inesperada, inquieta, en movimiento, distinta, expresiva e impresionista, ahogada por el gesto, sin un pensamiento precedido, Arte, imágenes sin una pose premeditada, improvisada, y ante todo, siempre sorprendente. Él era el hombre que huyó de la belleza estipulada, de la quietud, la normalidad, e hizo que su cámara captara al protagonista lejos de su hábitat, brindando al espectador un instante que él jamás hubiera supuesto o imaginado. Hoy, es inevitable detenerse y contemplar su trabajo. Lo cómico sin un halo de absurdo. O es Dadaísmo en estado puro: Es Philippe Halsman.

Conocido por su más de un centenar de fotografías en la portada de la revista LIFE, su larga colaboración con su gran amigo Salvador Dalí y promover la técnica del "jumping style" o "jumpology", Philippe Halsman, que nació en Riga en 1906, pudo no haber sido el hombre que fue.

Acusado de matar a su padre, Morduch, durante una travesía que ambos realizaron por los Alpes austriacos, llegó a ser condenado a cuatro años de cárcel. Sigmund Freud, Thomas Mann y Albert Einstein, y en especial, el ministro francés Paul Painlevé, que le ofreció asilo político, influyeron en la reducción de la pena a dos años. En París, exiliado, el hijo del político le regalaría su primera cámara, una Kodak 9x12. En 1940 viajaría a Estados Unidos, si bien, él ya había logrado lanzar su carrera como fotógrafo al publicar sus primeros trabajos para las revistas Vogue, Harper’s Bazaar o Le Monde Illustré.

"En un salto, la máscara se cae. La persona real se hace visible, es una repentina explosión de energía, supera la gravedad"

Philippe trabajó durante años en innovar su técnica, en buscar el lado inexistente de las estrellas de Hollywood, y patentó sus propios diseños de cámaras de fotos. Experimentó hasta límites imposibles, y logró ser el fotógrafo de los saltos.

Un día decidió retratar personas saltando para "evitar que el cerebro controlara la expresión del rostro"."En un salto, la máscara se cae. La persona real se hace visible, es una repentina explosión de energía, supera la gravedad", explicaba.

El CaixaForum de Madrid recoge ahora una de las más importantes retrospectivas de su obra y estará abierta al público hasta el próximo 26 de marzo.

¡Sorpréndeme! es una colección con las piezas más valoradas del fondo artístico familiar, incluyendo por primera vez su etapa en París. La exposición, presenta retratos, moda, puestas en escena, publicaciones y su performance fotográfico jumpology. "En mi trabajo serio me esfuerzo por alcanzar la esencia de las cosas y objetivos que puede que sean inalcanzables" dijo una vez el autor.

Sigue la página Arte
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!