Clara Peeters (1.594-1.657) fue una artista de vanguardia, pues en el siglo XVII pocas mujeres trabajaban y menos en el ámbito estético.Trabajó en Amberes y su primera obra data de 1.607. Además, fue singular por pintar naturalezas muertas. Su pintura está llena de contrastes.

Bodegones

En "bodegón con flores" el fulgor se refleja en una jarra de peltre. Al fondo una copa invita a degustar su exquisito vino.

Otra copa de plata dorada se alza en el centro de la escena dotada de una armonía a la que contribuye cada elemento. El florero ofrece belleza visual. El recipiente de frutos secos y almendras ocupa un discreto segundo plano pero aporta cohesión junto a los panecillos y dulces, imágenes muy verosímiles.

Muchos de los bodegones que pintó ofrecen alimentos preparados para su consumo junto a vajillas y enseres lujosos.

Así, dibujó un plato manufacturado en Jiangxi durante el reinado de Wanli (1.563-1.620). Fue una de las primeras en pintar bodegones de pescados, alimento básico de la época. En su "bodegón con pescado y gato" se muestra el contraste entre la vida y la muerte. Un primer plano del felino evidencia su triunfo al atrapar una pieza. El brillo de sus ojos denota satisfacción por su logro. La variedad de pescados frescos junto a las ostras y las gambas indican abundancia en un conjunto unitario.

¡No te pierdas las últimas noticias!
Haz clic en el tema que más te interese y te mantendremos al corriente con aquellas noticias que no debes perderte.
Arte

Estilo formal

Se caracterizó por la sobriedad y la precisión al mostrar la apariencia real de las cosas. Amberes exportaba productos lácteos y pescados e importaba sal, frutas y vino. Sus coetáneos valoraron la faceta comercial de dichos productos, lo que motivó a Peeters a mostrarlos. Otro matiz que repetía era la inclusión de imágenes de su propio rostro en objetos como la tapa de una jarra, lo que suponía un gesto de autoafirmación.

En ocasiones, también dibujaba alcachofas, consideradas como afrodisíacas.

La sensación de realidad se acentúa porque a veces un pretzel, un bollo horneado a modo de pan salado en forma de lazo retorcido típico de Alemania o rosca, está a medio comer, lo que sugiere que alguien se ha sentado a degustarlo. Alimentos tan básicos como el queso, la mantequilla y el pan difieren con objetos que denotan ostentación.

Así, en "mesa con mantel, salero, pastel, taza dorada y jarra" la sal es refinada y el plato que contiene las aceitunas es de porcelana. Las aves, las naranjas y el pan contienen una afinidad cromática que contrasta con el fondo oscuro.

Los platos de porcelana chinos son otro componente que se reproduce en su obra. El simbolismo es su punto de partida. Por ejemplo, los pasteles ornamentados solo se confeccionaban en ocasiones especiales.

El cuchillo de plata fue un probable regalo de boda.

El contexto cultural de su época resultó esencial para entender sus creaciones. Así, en 1.613 se promulgó en los Países Bajos meridionales una ley que otorgaba a la nobleza el derecho exclusivo a cazar. Por último, durante el Renacimiento se impulsó en Europa el estudio por la naturaleza, por lo que la flor y nata de la sociedad se aficionó a coleccionar flores, animales o conchas exóticas, componentes integrantes de su obra.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más