Entre los agrestes montes del condado de Treviño, a unos 15 kilómetros de la ciudad de Vitoria, se encuentran las ruinas de una torre y una ermita que recuerdan a Ochate.

Ochate es un pueblo muerto. Un lugar marcado por el Misterio desde que tres epidemias convirtieron el pueblo en un cementerio y provocaron el abandono a su suerte.

La leyenda negra de Ochate se sitúa entre 1860 y 1870, cuando la población fue sacudida por el cólera, el tifus y la viruela, que acaba con cualquier vestigio de vida y se gana el apodo de "pueblo maldito". Inexplicablemente, estas epidemias no afectaron a las poblaciones de los alrededores.

No existen documentos en ningún archivo que corroboren la existencia de tales enfermedades que provocaron la desaparición de Ochate. Sin embargo, en 1982 la revista de fenómenos paranormales Mundo Desconocido incluía una misteriosa fotografía tomada el 24 de julio de 1981 por Prudencio Muguruza, en la que una esfera de color blanco parecía que caía sobre las ruinas de la torre. En este momento se muestra al público las historias que se cuentan sobre Ochate, como la aparición de un medallón con un grabado de la Virgen que se descubrió tras caer un rayo encima de la ermita, el hallazgo del cadáver calcinado de F. Amestoy en 1970, o las extrañas desapariciones que acontecían en su entorno (se dice que el antiguo párroco de Ochate se esfumó sin nadie saber nada).

A raíz de la divulgación de los misterios de este pueblo, comienza una "romería" de investigadores de fenómenos paranormales al lugar. En poco tiempo empiezan a surgir testimonios sobre sombras que se pasean errantes por las pocas ruinas que quedan. También aparecen las primeras psicofonías en las que se captan voces que vienen de ningún lado.

La leyenda negra de Ochate no se ajusta a los documentos donde se menciona al pueblo.

También esos documentos son contradictorios a causa de estar divididos en archivos de la provincia de Burgos (territorio al que pertenece administrativamente Ochate) y de la provincia de Álava. Quizá para sacar una conclusión clara sobre las verdades y mentiras que se relatan sobre este pueblo tildado de "maldito" sea la realización de una labor de documentación unilateral entre los archivos de las distintas provincias para conseguir datos más contrastados.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!