El zoo preserva especies en peligro de extinción y conserva la vida vegetal. Ofrece charlas didácticas, dispone de un aula de educación medioambiental en la que se imparten cursos monográficos (el 21 y 22 de enero versarán sobre el manejo y conservación de los grandes mamíferos) y realiza actividades de enriquecimiento ambiental, entre otras. Se ofrecen las siguientes exhibiciones:

-Delfines:

Son mamíferos marinos y Animales sociables a los que les encanta relacionarse.

Se comunican entre ellos y son capaces de sincronizar sus movimientos. Con las oscilaciones verticales de su aleta caudal pueden alcanzar gran velocidad, potenciada por su aleta dorsal. Las aletas pectorales las usan como timón en el agua. Tienen una cualidad innata para dar saltos espectaculares. Las técnicas que se utilizan para su aprendizaje proceden del condicionamiento operante con refuerzo positivo, cuyo máximo exponente es el psicólogo B.F.

Skinner (1904-1990).

-Aves exóticas y rapaces:

La ostentación de guacamayos, tucanes, gruyas y cacatúas entre otras constituye un espectáculo visual sin precedentes. Entre gorjeos y graznidos el cielo se tiñe de colorido ante la diversidad de su plumaje. Las alas de gran envergadura de los buitres leonados planean en el firmamento como muestra de su afán de libertad. El búho real sorprende con su vuelo majestuoso a ras del suelo.

-Leones marinos de la baja California y de la Patagonia:

Tienen orejas, a diferencia de las focas y sus aletas les permiten correr y saltar. Usan sus aletas delanteras como si fueran remos.

El zoo se organiza por la pertenencia de las especies animales a determinados continentes. Por ejemplo, en la zona de África tenemos el privilegio de contemplar rinocerontes. Su cuerno no es óseo sino un agregado de fibras con queratina y por eso cuando se les desgasta les vuelve a crecer.

Los hipopótamos pasan la mayor parte del día durmiendo o revolcándose en el barro o agua. Por la noche se desplazan tierra adentro para pastar. Pueden engullir unos 70 Kg. de hierba diaria. Las jirafas tienen siete vértebras y las articulaciones entre las mismas son bastante flexibles, lo que les permite una gran amplitud de movimientos.

Por otro lado, los elefantes, al igual que otros animales inteligentes, precisan un alto nivel de estimulación.

Así, a través del juego se producen los estados físicos y mentales presentes en su hábitat natural. El pasaje que conduce a la tierra de los gorilas supone un viaje al epicentro de África. Fascina la observación de la interacción entre la madre y su cría por medio de caricias, cuidados y juegos.

En Asia un tigre blanco sorprende por su belleza. Este animal desciende de un tigre de Bengala que fue descubierto en el norte de la India a principios del siglo pasado.

No se trata de un tigre albino ya que su variedad melánica se consiguió a base de cruces selectivos.

Adentrarse en el acuarium es una aventura inolvidable que permite la contemplación de animales tan originales como el tiburón nodriza de cola corta. También se pueden ver pólipos, que viven en colonias denominadas corales que se agrupan en arrecifes.

Por último, el zoo dispone de una estación de cría, instalación en la que viven temporalmente las crías que han nacido en cautividad y que por algún motivo han sido rechazadas por los padres. En definitiva, el zoo ofrece una diversidad biológica de gran valor científico pero la Naturaleza es un tesoro cuya protección nos incumbe a todos.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más