Sin necesidad de ir a ningún país de Oceanía ni América, en la peninsular Sierra de Espadán, podemos disfrutar de algunas cuevas como la que nos ocupa hoy. La Cueva del Estuco se sitúa cerca de la localidad castellonense de Segorbe. La sala inmensa que presenta en su centro tiene la particularidad de que en su techo hay un orificio por el que entra, verticalmente, la luz del sol como si de un foco se tratase. Ésto crea unos efectos de luz y sombra increíbles, asemejando el lugar a un estudio cinematográfico.

Para llegar al lugar hay que acercarse a la localidad de Algimia de Almonacid, y seguir la CV-215 hasta la rambla del Almarche. A pocos metros de esa zona, desde la misma carretera sigue una pista forestal que, en un recodo, muestra un indicador para encontrar la entrada de la cueva. Aunque el lugar que nos ocupa es conocido en la zona, no está de más consultar su ubicación en google maps o similares para mayor precisión. Después de trepar unos 50 metros por una senda muy estrecha se puede encontrar la entrada a la cueva.

Aunque no es difícil entrar, sí que hay que tener en cuenta que se trata de un lugar no preparado para visitas turísticas. Para descender hay que estar en una forma física aceptable, llevar casco con linterna frontal y un mono o ropa deportiva que pueda ensuciarse. No está recomendado para una visita familiar con niños pequeños, pues serían incapaces de descender el tramo de pared casi vertical que hay en la entrada. Con un mínimo de forma física y sentido común se puede visitar éste lugar casi mágico.

Nada más descender nos impresionará lo inmenso de la sala principal. Una par de enormes columnas de estalactitas permiten sostener una cúpula de unos 20 metros de altura. Todo tipo de formaciones geológicas nos podrán sorprender en su interior. Incluso mirando en la pared se pueden ver geometrías muy complejas, comparables a las de una col lombarda, en alguna de las paredes de la cavidad. La luz del lugar es ténue, pero muy cinematográfica, cosa que sin duda puede hacer las delicias de los amantes de la fotografía.

Eso sí, en caso de no tener ninguna clase de experiencia en cuevas, es más que recomendable acudir con algún guía experimentado. Un pequeño lugar genial al sur de Europa.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más