En relación al artículo sobre los primeros estereotipos de la mujer en el cine y cómo podían influir estos en la educación del espectador creando, de una forma más evidente o menos intangible, una imagen machista sobre los roles de la mujer, he decidido escribir sobre el test de Bechdel.

Alison Bechdel es una escritora estadounidense de historietas. Entre los años 1983 y 2008, estuvo publicando una tira cómica llamada Dykes to Watch Out For -traducido como Unas lesbianas (o Unas bollos) de cuidado-. En el año 1985, Alison dibujó una de sus viñetas, como era de costumbre, sin embargo, ésta generó algo más -que no se sabrá hasta pasado el tiempo-.

La invención de dicha viñeta llamada The Rule es atribuida a una amiga de la escritora, llamada Liz Wallace. En este capítulo del cómic, una de las protagonistas comenta que sólo acepta ver una película que cumpla ciertas condiciones, las cuales no parecen complicadas en la teoría pero en la práctica...

  • El primero de los requisitos es que en el filme deben salir un mínimo de dos personajes femeninos
  • Esos personajes deben compartir una secuencia y, dentro de ella, una conversación
  • En dicha conversación, las dos mujeres deben de tratar un tema que no esté relacionado con un hombre. Es decir, en ningún caso, no sólo es aplicable a situaciones amorosas, si alguna de ellas habla de su padre, o de su jefe -en el caso de que este sea del género masculino-, no valdría.

Esta idea, como se ha mencionado anteriormente, fue retomada y comenzó a aplicarse para evaluar la distancia, la brecha entre los géneros dentro del género cinematográfico y se denominó el test de Bechdel.

Este test incluye una regla más que las expuestas en la tira cómica y es que las mujeres que mantienen la conversación sean un personaje con nombre dentro de la historia.

Este método de evaluación ha generado un gran impacto puesto que hay muchísimas películas que llevamos viendo durante toda la vida que no podrían pasar este test.

Es divertido pararte a hacer un ejercicio y descubrir por ti mismo si tus películas favoritas pasarían o no por él, os animo a hacerlo.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!