Nota: 7

Los exámenes (Bacalaureat) expone la visión de su director de una realidad distante para muchos. A pesar de su carácter de sociedad actual, Munglu retrata una Rumanía cuyo fondo está marcado por los rasgos de un mundo injusto. Con este telón de fondo, el director dispone de sus personajes recreando un relato que engancha con un guión cimentado en sus diálogos, su desarrollo naturalista y su sutil simbología.

Adrien Titieni y la dedicación de un padre

Aunque la premisa de su historia invita al enfoque sobre la tragedia del personaje de la hija, la elección del padre como gran protagonista de la cinta aporta una perspectiva que explora con mayor profundidad la corruptela que envuelven su mundo y las elecciones que estas atraen.

Adrien Titieni aporta una interpretación marcada por la contención y su presencia en pantalla en Los exámenes.

Con escasas pinceladas, el actor realiza un viaje en el que su aparente frialdad inicial ante lo ocurrido no tarda en verse justificada ante los problemas que debe sortear por el bien de su hija. El deseo de alejarla de la deshonestidad retratada por su director es lo que ancla con ironía a los personajes hacia la misma a medida que la historia avanza. Este esfuerzo plasma el cariño de un padre a través de una interpretación sin exagerados picos emocionales y unos diálogos que exponen lo necesario para dejar el resto a la labor del actor.

A pesar de lo impecable del guión de Los exámenes, existe un elemento que puede resultar un tanto más criticable.

Sin negar la buena labor del texto, en ocasiones puede achacársele como el tono del mismo puede evitar una diferenciación mayor entre las voces que lo pronuncian.

Fotografía de un entorno urbano

Los exámenes no sólo brilla por su guión e interpretación. La fotografía también resalta entre sus aspectos más sobresalientes.

Tudor Vladimir Panduru, director de fotografía de la cinta, consigue encuadrar las situaciones de los personajes en ese entorno realista que el director ansía. Planos como los interiores del coche o la escena de la toma de declaración consiguen presentar ese telón de fondo mencionado sin dejar de lado la historia principal dentro de la imagen.

Conclusiones

Los exámenes (Bacalaureat) es una cinta que engancha. Su retrato de la actualidad rumana y de la epopeya personal que un padre debe realizar para librar a su hija de la misma son buena prueba de la razón que justifica su selección oficial en el festival de Cannes. Todo ello gracias a gran guión bien manejado por su reparto y su director, cuyo esfuerzo también fue galardonado durante el susodicho festival.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!