Escasamente tres semanas atrás, Leonard Cohen publicaba You want it darker, su último disco y el que muchos tildaron como su testamento vital. Hoy, el anuncio de su muerte, lo confirma. "Hineni, hineni / I'm ready, my Lord". Dispuesto y preparado.

La profundidad sombría de la voz de un poeta, sus melodías directas hacia lo más profundo del espíritu, su lenguaje cálido que supera las palabras para comunicar algo superior que excede cualquier conceptualización.

Todo eso se queda. Durante la presentación de su último disco, en la residencia del Cónsul de Canadá en Los Ángeles, afirmó que a lo mejor había exagerado y estaba dispuesto a vivir para siempre.

Su cuerpo ha partido, pero lo más profundo de su ser se queda en el eterno refugio poético de sus creaciones. En su primer libro, publicado en 1956, Let Us Compare Mythologies que recogía poemas escritos desde hacía muchos años antes, hasta la profunda despedida que nos regala.

Deja un legado enorme tras de sí, grande en cantidad pero sobre todo en calidad. Leonard Cohen forma parte de una generación de cantautores folk que serán difíciles, sino imposibles, de relevar. El peso existencial de la vida declaraba en sus composiciones, con una sinceridad tremenda se ha mostrado como un hombre real. Ha amado y ha sufrido. Se ha equivocado y ha disfrutado su tiempo en esta tierra.

¡No te pierdas las últimas noticias!
Haz clic en el tema que más te interese y te mantendremos al corriente con aquellas noticias que no debes perderte.
Arte

Sin pudor destapa su alma, la angustia de la vida y la tranquilidad ante la muerte.

Antes de la muerte de Marianne Ihlen, cuando la enfermedad ya anunciaba la partida de la que fuera su musa a quien dedicó So Long, Marianne en 1967, Cohen escribió estas bellas palabras: "Bien, Marianne, hemos llegado a este tiempo en que somos tan viejos que nuestros cuerpos se caen a pedazos, pienso que te seguiré muy pronto.

Que sepas que estoy tan cerca de ti que, si extiendes tu mano, creo que podrás tocar la mía. Ya sabes que siempre te he amado por tu belleza y tu sabiduría pero no necesito extenderme sobre eso ya que tú lo sabes todo. Sólo quiero desearte un buen viaje. Adiós, vieja amiga. Todo el amor, te veré por el camino".

Hoy él también ha salido de viaje mientras nosotros seguimos el nuestro. La eternidad de tu voz seguirá acompañándonos en él desde tus Songs from the road.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más