Si alguien tiene claro que la magia existe, más que nada porque vive de ella, esa es J.K. Rowling (Yate, South Gloucestershire, Reino Unido, 31 de julio de 1965) . Prácticamente de todo el mundo es conocida la historia de cómo esta escritora inglesa pasó de vivir en la pobreza a figurar en la revista Forbes como una de las personas más acaudaladas del planeta, además de ser la primera en ganar más de 1000 millones de dólares por escribir libros.

Normalmente vive con su familia en una granja de Inglaterra, pero estos días no tiene más opción que atender a los medios dado el estreno de la película “Animales Fantásticos y Dónde encontrarlos”.

Harry Potter, el niño mago con el que han crecido varias generaciones de jóvenes, y su mundo es el responsable del cambio de destino de J.K.Rowling.

La saga compuesta por 8 libros, en los que Potter se encuentra a sí mismo y a la vez le hace frente al Señor Oscuro, generó el fenómeno conocido como pottermania. Un fenómeno que aumentó de modo exponencial con la compra por parte de la Warner de los derechos y la llegada a los cines de las películas basadas en los libros. Daniel Radcliffe será para siempre el rostro de Harry Potter, como Emma Whatson el de Hermione Granger, personaje en el que la propia autora reconoce a su yo más joven.

Rowling dio por terminada la saga y anunció que no tenía intención de escribir más libros sobre Harry Potter. Sin embargo, la magia creativa a veces es más fuerte que la propia voluntad de los autores, así en Londres triunfa una obra de teatro “Harry Potter y el niño maldito”, en la que se nos cuenta qué ocurrió después, es decir, cómo vive Harry como alto cargo del ministerio y qué problemas enfrentan sus hijos. La magia de la industria del séptimo arte también mueve mucho dinero así que será fácil (ya suenan las campanas) que pronto surja un proyecto de película.

Por de pronto este fin de semana se ha estrenado “Animales Fantásticos y dónde encontrarlos”, la primera película de una nueva saga de cinco en la que Rowling se estrena como guionista. Y como buena maga se saca de la manga un guión de un libro donde no pasa nada, ya que se trata de un manual enciclopédico de animales fantásticos.

De este libro escuchamos hablar por primera vez el la tercera película de Harry, “Harry Potter y el Prisionero de Azkaban”, dirigida en el año 2004 por Alfonso Cuaron, en la que Hagrid lo proponía como libro de lectura obligatoria para aprobar su asignatura.

Rowling escribió el manual, tal y como se planteaba en la obra de manera que en la portada no figura su nombre sino el del protagonista de la película que ahora podemos ver Newt Scamander (Eddie Redmayne), un magizoólogo que estudió en Hogwarts 70 años antes que Harry, y que fue expulsado por poner en peligro la vida de una persona por un animal.

Encuadrada dentro del género de la literatura juvenil, la obra de Rowling llega a todos los públicos porque, bajo el manto de ese mundo mágico, habla siempre de problemas muy reales como son las personas marginales, el sentimiento de soledad y no pertenencia, la lucha social, el ansia de poder, la manera de afrontar el dolor por la pérdida de los seres queridos…

Su pluma retrata con intensidad a los personajes que pueblan el universo que ella misma reconoce que se le presentó un día sin saber de dónde venía.

Eso sí, sus fans están encantados de que respondiera de tan buen grado a la invitación mágica ( aunque no mediara lechuza) y estableciera una relación muy duradera.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más