Leonard apenas tenía 9 años, su padre, un vendedor en una pequeña tienda de ropa, acaba de morir. En Europa, daba comienzo la Segunda Guerra Mundial, y Hitler trataba de conquistar el mundo. En Canadá, en Wesmount, un área anglófona de Montreal, Québec, Cohen crecía. Sin duda, ajeno. Apenas había comenzado la escuela y la vida carecía de rincones oscuros. Era 1943. Francia, desde su posición, asustada, esperaba paciente una acción de Estados Unidos y Gran Bretaña porque la Wehrmacht alemana había ocupado París. El futuro inmediato era oscuro e incierto.

La resistencia entonces comenzó con una canción escrita por Emmanuel d'Astier de la Vigerie, escritor, periodista y político francés.

Él fue el que escribió La Complainte du partisan (La canción del partisano), un himno antifascista que narraba cómo un soldado obligado a huir de su casa, abandonar mujer e hijos cuando las fuerzas de ocupación entraban en el país, lograba, gracias a la Resistencia Francesa, ver que la libertad volvía a reinar en el país galo. Cohen, a miles de kilómetros de distancia, todavía sólo era un niño.

La canción 'The Partisan' surgió como un un tema original de la rusa Anna Marly, cantante y compositora francesa al que D'Astier puso letra. La Complainte du partisan fue emitida por primera vez en la Radio de Londres. Sonó desde 1940 hasta 1944, y tal fue el éxito, que Marly grabó una nueva versión con letra de Joseph Kessel y Maurice Druon.

Le Chants des partisans llegó a convertirse en un himno contra los Nazis que Hitler prohibió escuchar sin paliativos.

"Me decía que los nazis fueron derrotados por la música"

El tema fue el cuarto corte del segundo disco de Leonard Cohen, 'Songs from a room'. Cuando él la cantó por primera vez apenas era un adolescente.

Contó que fue en 1950 cuando la descubrió en un cancionero popular, y que después, la solía cantar a menudo durante los campamentos de verano. Más tarde, a lo largo de su carrera la incluyó en innumerables conciertos, y lo hacía primero inglés, después en francés. "Una idea curiosa se formó en mí. Me decía que los nazis fueron derrotados por la Música".

Leonard Cohen, que inició su carrera como poeta y escritor, llegó a publicar la colección de poesías Flowers for Hitler (1964) y las novelas The Favourite Game (1963) y Beautiful Losers (1966). Aunque tuvo críticas favorables y continuó publicando, sintió una gran decepción por su poco éxito literario, y viajó a Estados Unidos para iniciar su carrera musical. Cohen, a sus 82 años, se fue para siempre el pasado 7 de noviembre. Murió después de sufrir una caída mientras dormía. Quizá, soñaba.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!