Aprovechando las innumerables noticias, imágenes y tráilers sobre la nueva aventura de Disney, 'La Bella y la Bestia', esta vez en acción real como ya se hizo con 'La Cenicienta', me gustaría lanzar mi opinión al respecto. La película empezó a gestarse bien, con un proyecto ilusionante y una buena idea, pero todo se ha ido torciendo desde el día en que dieron a conocer a Emma Watson como Bella, pero de este tema hablaremos más adelante.

Ayer mismo se publicó un documento bajo el título de "Racismo/Sexismo en Disney", el cual promueve que estas películas de Disney, en especial 'La Bella y la Bestia', son producciones que fomentan la violencia doméstica. Es irriosorio este estudio porque, a pesar de ser llevados por profesores de secundaria, escasea la inteligencia y racionalidad, en una de sus páginas exponen lo siguiente: "La Bestia no ataca a Bella nunca, pero la amenaza de violencia fisica está siempre presente" (madre mía, ¿en serio?).

En fin, que alguien les meta por separado en una casa con una criatura zoomorfa, de instinto animal y veremos si sufren violencia física. Pues claro, es lógico que la amenaza de violencia fisica esté presente, es una bestia, viene en el título de la película.

Bueno, a raíz de este nuevo problema me gustaría promover mis impresiones, hasta la fecha, de lo que viene siendo este remake de Disney. En primer lugar, ¿Emma Watson? Para eso mejor coges a una tabla de surf y hace lo mismo que ella, y encima no le cuesta millones a la productora, ya que la capacidad actoral es similar y el físico igual.

Y para colmo, la muchacha sigue haciendo alarde de su espíritu feminista incluso en la película, ha convertido a Bella en una "feminazi" más. En palabras de la propia actriz: "Ella ha creado en la película una especie de lavadora gracias a la cual, además de lavar la ropa, tiene más tiempo para leer". Me estás diciendo que el apellido de Bella puede ser: ¿Siemens, Balay o Bosch? Me parece increíble que el director y productores le dejen hacer lo que quiera con el personaje ya de paso que beba whisky, que se pegue eructos como Homer Simpson y que se vuelva lesbiana.

En segundo lugar, la Bestia parece un oso de peluche amoroso de esos que vendían hace tiempo. Esa cara casi humanizada no da sensación de bestia, incluso es más guapo que algunos humanos (y no miro a nadie, Stallone). Y encima un poco más y los cuernos le llegan al techo del castillo y se nos queda atorado, se han pasado tres pueblos con eso. También su aspecto deja mucho que desear, parece un fauno más que una bestia, viendo el tráiler parecía que había vuelto a Narnia.

Lo único decente en esa historia será Gastón y los sirvientes del castillo, estos últimos en modo Steampunk. El reloj mola demasiado y Gastón parece ser que será el mismo personaje irritable, egoísta, narcisista y "cantarín de tabernas" como en la película original. En fin, que disfruteis de este fiasco cuando salga en cines.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más