-Murallas de fuego pronto se publicará, ¿cómo se siente?

-Expectante, con la sensación de ver cómo tanto esfuerzo pronto tendrá su recompensa.

-Podemos ver en su novela su atracción por la historia, ¿cuándo surgió su interés por ella?

-No sabría dónde ubicar el origen exacto de mi interés por la historia. Recuerdo que vi una obra maestra del cine como es Gladiator y desde ese instante todo lo relacionado con Roma me apasiona. En Bachillerato escogí estudiar Historia del arte y quizá en esas clases fue donde se desencadenó mi atracción por la historia.

Actualmente tengo una amplia colección de revistas y libros, entre ellas novelas históricas y biografías.

-Viajó buscando las raíces de su libro, ¿fue emocionante? ¿Qué le llamó más la atención?

-Hace unos meses que estuve en Roma y he de reconocer que aún hoy cuando pongo los pies en el suelo recuerdo con nostalgia el sonido de los numerosos campanarios que allí me despertaban. Sin duda fue un sueño cumplido y si tuviera que destacar algo no sabría qué decir pues cada rincón de Roma es especial, pero en relación al libro puedo asegurar que me emocioné cuando caminé por el foro romano y contemplé lugares que son escenarios de la novela como la Curia, el templo de Saturno o el Tullianum.

-¿Qué va a encontrar el lector en este sugerente libro?

-Murallas de fuego está escrita con un absoluto rigor histórico en lo que respecta al desarrollo de la contienda librada entre las ciudades de la Celtiberia y Roma. Los cónsules y procónsules que se dirigieron a Hispania, así como los hombres de confianza que acompañaron a Publio Cornelio Escipión Emiliano, son personajes reales al igual que sucede con algunos de los numantinos relevantes. Los protagonistas son personajes ficticios con los cuales he tratado de plasmar los sentimientos que hubieron de mostrar los numantinos con el devenir de los acontecimientos.

Pretendo que mi novela sea eso y no se convierta en un libro de historia. En definitiva, es una obra donde aparte de la guerra librada hay sitio para el amor, las conspiraciones, la traición e incluso momentos de júbilo. Creo que incluso aquellos lectores que no suelan leer novela histórica se sentirán atraídos por Murallas de fuego.

-¿Qué hay de usted y su entorno en los personajes de la novela?

-Para idealizar a ciertos personajes suelo tomar como referencia a personas cercanas, personas cuyo carácter o rasgos se asemejan a los del personaje que busco.

Puedo decir que me ayuda bastante a la hora de introducirme en ellos.

-Conocemos que está escribiendo su segunda novela, ¿podría hacernos algún adelanto?

-Está ambientada en el Siglo I a.C. y una vez más se desarrollará tanto en Hispania como en Roma. Pese a ello todavía me encuentro documentándome, leyendo un texto tras otro a la misma vez que van surgiendo ideas en mi cabeza.

-¿En qué aspectos cree que va a sorprender su nuevo proyecto? ¿Espera más expectación?

-Creo que para cualquier escritor la primera novela es muy especial por todo lo que conlleva, pero es cierto que una vez escrita una primera obra la segunda puede resultar más factible una vez conocido el proceso que va desde unas primeras ideas al desarrollo de la historia.

Espero que tanto Murallas de fuego como la segunda novela resulten gratificantes para los lectores, es lo que a mí me haría sentirme más realizado como persona.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más