¿Dulce o truco? No, lo primero que realmente pensamos cuando llega la época del Halloween es en películas de terror, es por esto que la industria de Hollywood es la principal promotora de esta festividad. Hay una gran cantidad de producciones cinematográficas ambientadas en el Halloween y de personajes es aún mayor el número, estas son la inspiración para millones de personas en el mundo a la hora de encontrar el disfraz perfecto. Sin embargo, ya nos dejamos de los clásicos disfraces de vampiro, momia, zombie y fantasma, ahora quienes celebran esta fecha apuntan a expectativas más altas, como es el caso de los artistas que este año decidieron dejar atrás la norma y los convencionalismos para competir por el aplauso (o por los likes) de la audiencia en cuanto al mejor disfraz del año.

Los disfraces más llamativos

Jared Leto no es solo un gran cantante sino también un maravilloso actor, lo cual lo llevó a ganar en 2014 la categoría de Mejor Actor de Reparto en los Premios Óscar de la Academia por su interpretación en Dallas Buyers Club. Aunque quisiéramos haber visto a Leto disfrazado del Joker para Halloween, lo cual vendría como anillo al dedo para la promoción de la versión extendida en DVD y Blu-Ray de Suicide Squad, el actor decidió encarnar al Papa de la Iglesia Católica en una festividad que va muy en contra a las concepciones de dicho personaje. Contradictorio pero acertado, sobre todo con lo bien que Jared Leto puede meterse en un papel, un disfraz al mejor estilo de la serie de HBO “The Young Pope”.

Paris Hilton no pudo decidirse por un solo disfraz, de modo que logró recrear a varios personajes famosos este Halloween junto a su chihuahua: Supergirl, Caperucita roja, Campanita, Miley Cyrus y el característico traje (al estilo Hilton) de Alicia en el País de las Maravillas.

Sin duda el más llamativo fue este último, el traje resultó simplemente hermoso e imposible de ignorar acompañado con el peinado, maquillaje y accesorios que hicieron lucir a Paris como toda una muñeca de porcelana con botas altas y guantes a juego. Hermosa en su conjunto, incorporando pequeños detalles alusivos a la historia de Lewis Carroll como el bordado de ‘Alice’ en el delantal y un bolso de conejo blanco.

La caracterización mejor lograda

Este año no hay quien compita con la elección de disfraz que hizo Katy Perry, totalmente acertada para el clima electoral de Estados Unidos en este momento. La cantante decidió con convertirse en la candidata presidencial por el Partido Demócrata, Hillary Clinton. Varias horas de maquillaje fueron requeridas para darle a la joven artista la apariencia de una mujer de 69 años, además de encontrar la ropa, la peluca y los accesorios perfectos. El toque final lo puso Michael Kives, quien se disfrazó del mismísimo conyugue de la candidata, Bill Clinton. Sin entrar en conjeturas y fuera de cualquier lectura política, definitivamente la interpretación de Perry merece el puesto número uno por el mejor disfraz de este año.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!