La reflexión sobre el público como colectivo es la pretensión de este conjunto de obras escénicas que utilizan el concepto de ser el otro. La escena se rompe para realizar la obra del público o más bien de ¿quién contempla la obra? Así la Casa Encendida ha puesto el foco en el espectador. El concepto se basa en la reunión de personas que se juntan para crear una, individualmente. El hecho de que el público individual sea un colectivo que se articula a una hora y en un lugar determinado posibilita la creación de la obra para convertir el espacio en un “nosotros”, no separado entre el público y la escena.

Ser Público propone tres piezas escénicas de carácter comunitario: Coro de quejas de Madrid, de Poderío vital, donde ciudadanos anónimos podrán exponer “sus quejas”. Trip, del colectivo suizo White Horse, que dirige su mirada sobre el concepto de violencia colectiva, fanatismo e histeria. We are still watching, de Ivana Müller, una pieza ejecutada por el grupo de espectadores que toman decisiones individuales y colectivas, y Clean Room, donde Juan Domínguez propone transformar los parámetros de las artes en vivo a partir de la estructura episódica de los formatos de televisión.

Trip, de White horse, es la primera tentativa, una pieza hipnótica de danza que se podrá ver el 11 de noviembre. La obra se desarrolla sobre el concepto de la violencia y la histeria "No teníamos opinión, pero queríamos una revolución.

Gritábamos hasta el agotamiento y nos reíamos de las utopías en las que no creíamos. Nos drogábamos trabajando duro y con fe ciega. Éramos a la par víctima y criminal. Tomamos prestados cuerpos heroicos del pasado para exprimir su sudor, extinguir su sed de sangre y rastrear sentido. Nos encontramos intoxicados por euforia y espasmos banales en un campo de batalla vacío.

Nos quedamos sin causa por la que luchar. Estamos listos para rendirnos, pero no sabemos a qué." Señala uno de los miembros del grupo.

White horse es un colectivo de danza que trabajan en Amsterdam, Berlín y Odessa. Trip fue su primera colaboración. Romance y Groupies vinieron después. El colectivo busca cuestionar la recepción del público y trabaja sobre la resonancia o disturbio que genera el cuerpo respecto a las disonancias de nuestra sociedad.

Los días 12 y 13 de noviembre. We are still watching es una idea de espectáculo que se va moviendo hasta donde menos se la espera. Es una experiencia que permite que dentro de la obra teatral algo “real” ocurra. Después, del día 16 al 20 Clean Room, la primera temporada, nos introducía en diferentes grados de realidad. En la segunda temporada la pregunta que pondrá a rodar la obra es ¿qué podemos hacer juntos que no podemos hacer solos? De esta manera propone a los espectadores una performance donde se utilizará la ficción para generar continuidad, grupo y auto-organización.

Por último, durante todo el mes de noviembre se desarrollarán una serie de conferencias donde se reflexionará sobre la alteridad, el necroteatro o las dinámicas colectivas con voces como Christine Greiner, Rubén Ortiz, y José A.

Sánchez entre otros.

Sigue la página Arte
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!