"Un monstruo viene a verme" ya es uno de los mejores estrenos del año de los cines españoles. En su primer fin de semana de estreno, recaudó más de 3,7 millones de euros, y tras algo más de una semana en las salas, está batiendo cifras de récord. Y es que la cinta del conocido director español J.A. Bayona ofrece unos cuantos motivos para conseguir lo que se ha propuesto, hacer que la gente llene los cines, y lo que es mucho más difícil, que una vez terminada la película, salgan contentos.

Cincorazones para ir a verla

1. Una historia que emociona hasta a los más fríos.Si te gustan las historias con una gran carga emotiva, de esas que hacen llorar a más de media sala y caérsele hasta el "moquillo" a más de dos, no lo dudes, es tu película.

La historia, que adapta la novela homónima de Patrick Ness,está contada para conseguir una empatía total con los personajes y sobretodo con el protagonista, la cual, aderazada con una dirección y una banda sonora muy al gusto del director (acordémonos del dramatismo de la B.S.O. de "Lo Imposible"), hace que nos sintamos parte de su drama. Eso sí, si han visto el tráiler, olvídense de la historia fantástica, de misterio e incluso infantil que se nos presenta, estamos ante un drama puro; eso sí, mucho más profundo y veraz que la historia comercial que uno se puede esperar.

2. Personajes enormemente interpretados.Aunque se trate de una película con un elenco de personajes escaso para ser una producción tan importante, una vez se va entendiendo la historia, se comprenderápidamente que no hacen falta más. Incluso se hubiera podido hacer sólo con el niño y el monstruo. Aún así, todos ellos tienen bastante riqueza dramática, y están interpretados de manera sobresaliente. Cabe destacar, obviamente el personaje del niño, Connor O´Malley, magistgralmenteinterpretado por Lewis MacDougall, el cual ha sido todo un descubrimiento, y sobre el que gira toda la cinta, ese niño atrapado en el momento más difícil de su vida, acompañado además de una lucha encarnecida entre sus contradicciones mentales.

3. Cuentos animados al nivel de lo mejor de Disney. Las secuencias animadas de la película, divididas además en pequeñas historietas o cuentos, son una delicia artística. La técnica utilizada es innovadora, representativa (ayuda mucho a desarrollar las historias y dotar de fantasía a las mismas) y sobretodo, de una gran belleza.

4. Realismo mágico. A pesar de ser una historia a priori muy fantástica, (la película se llama "Un monstruo viene a verme" y cuenta las aventuras de un niño y un árbol que habla), no puede ser más real.

A medida que pasan los minutos, los elementos mágicos pierden poco a poco sus poderes para llevarnos de frente contra la verdadera historia que se está contando. Sin duda es una entretenida y bonita forma de desarrollar una trama tan dura y emocional,y, efectos especiales aparte, esa mezcla de elementos quizás nos haga entender aún mejor el mensaje.

5. Un guión redondo. Desde un primer momento los guionistas y el director tienen claro lo que quieren conseguir, y a donde van. La historia tiene numerosos "tics" de guión que suponen lecciones para el espectador, pequeñas moralejas sobre la vida, las relaciones humanas y sobretodo la mente de un niño que la dotan de un valor añadido con respecto a otras películas más superficiales o "comerciales" del mismo género o del propio director.

En resumen, podemos decir que no se trata sólo de buscar el drama y el llanto fácil, tampoco de crear una historia en la que se mezclen realidad y ficción, con buenos personajes, buenos actores y hecha con delicadeza y buenos efectos, sino que además posee un guión que en bastantes ocasiones consigue llegar de verdad y emocionar al espectador.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más