87 años le contemplan a una de las figuras más relevantes de la Historia del cine europeo que estará invitado en Sitges 2016. Quizás el otro gran dinosaurio de la escena Michael Caine, podría ser su acompañante en ese cetro. Woody Allen ya los juntó en Hannah y sus hermanas (1986), ese film de crisis matrimoniales y existenciales excepcional. Bajo la dirección cinematográfica de Carlo Di Palma, Woody Allen iba desgranando las escenas de interiores, las estancias eran traspasadas a golpe de travelling. Max Von Sydowsiempre será el actor fetiche de Ingmard Bergman. Es imposible no desligar su rostro de aquel soldado que juega con la muerte en El Séptimo sello, o uno de los personajes en Fresas Salvajes , o en La fuente de la doncella.

Pero ese rostro ha servido para dar forma al malvado Ming, en la película Flash Gordon. Un sinfín de papeles, El exorcista, Dune, Evasión o victoria, imposible olvidar.

La gran cantidad de géneros por donde han habitado las dotes interpretativas del patriarca Sydow. Haciendo memoria, han pasado casi 70 años desde que actuó en su primer film: Sólo una madre (1949).

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!