La diferencia entre lo #retro y lo #vintage es pequeña, pero importante. Lo retro es eso que fue sacado de su tiempo para mostrarlo tal y como es. Lo vintage, en cambio, es algo que se trae del pasado para imponerlo en nuestro tiempo y a nuestras nuevas necesidades. Pero hay algo más, ya no una cuestión de estilo, sino más bien emocional. Lo retro presenta una impersonal simpatía. Lo vintage, en cambio, juega con nuestra nostalgia.

Hoy en día resulta difícil enumerar las formas en las que lo vintage llega a nuestras vidas porque lo hace desde todos los ángulos. Desde la música, desde donde se han relanzado los discos de vinilo; desde la fotografía y las viejas Polaroid que cotizan en alza; desde la moda, donde se resucitan viejas modas cíclicamente para imponerlas como tendencias.

Pero sin duda el medio a través del cual el encanto de lo vintage llega en forma más masiva es a través de las #Series de moda en estos tiempos. Cierto patrón de lanzamientos y éxitos han demostrado ya que las series ambientadas en épocas pasadas tienen un plus de reconocimiento de antemano.

La serie destinada al culto Vynil reviviendo los inicios del punk y la música disco en los setenta, el relanzamiento de la ciencia ficción y la cultura pulp de los ochenta en Stranger Things, la nueva apuesta de Netflix The Get Down que revive los inicios del hip hop en el Bronx de finales de los setenta. Son solo algunos de los puntos álgidos de una tendencia que sigue en boga.

Un fenómeno cultural no tiene causas sino causalidades. Ponerse a buscar razones psicológicas para el auge de movimientos culturales de ataño en la actualidad no tiene sentido.

Vídeos destacados del día

Más bien sirve recrearse en la épica de diversos momentos, sea en los inicios del punk o del hip hop como culturas y formas de vida aunque resulten obsoletas en el nuevo siglo. Quizás como una forma de revivir identidades y revoluciones pasadas para no enfrentar el hecho de que hace falta construir una identidad y una revolución estilo siglo XXI que sin duda requerirá trabajo y creatividad.