Este mismo mes de abril se iniciaron unas excavaciones arqueológicas en el muro de Adriano y ahora están dando sus frutos. En esta zona situada al norte de Inglaterra se han encontrado ahora una serie de objetos de gran diversidad que aportan mucha luz sobre cómo vivían en torno a los siglos II y III de nuestra era.

El hallazgo se eleva a un total de 350 piezas que conforman una colección casi excéntrica debido a su enorme diversidad. Desde un retrete hasta zapatos de adultos y niños, los objetos desenterrados también incluyen suelos embaldosados, pavimentos, desagües, hornos y figuras de deidades como Apolo o Ceres, diosa de la agricultura que se integraría muy bien con una zona reconocida como punto importante para el abastecimiento de grano.

Entre los elementos más interesantes para los arqueólogos están sin duda los zapatos ya que se presenta una gran diversidad de materiales y categorías como los zapatos infantiles, los de mujer, otros de materiales reciclados o las botas que se sabe que formaban parte de la indumentaria de los soldados. Los investigadores tienen sospechas fundadas de que estos calzados fueron arrojados en ese lugar de forma voluntaria en un año muy concreto, el 212 d.C. tras la muerte del emperador Septimio Severo.

Con constantes discrepancias sobre su sentido tanto político como militar, el muro de Adriano parece no presentar una funcionalidad defensiva ya que sus características físicas y estructurales no resultan suficientes ni efectivas como para resistir un ataque ofensivo.

Más bien, parece tratarse de una forma clara para delimitar de un modo físico el límite del imperio romano y el inicio del territorio bárbaro. Otra clave para entender esta funcionalidad del muro son, sin duda, las distintas puertas que se abrieron a lo largo del mismo y que se convierten en puntos de debilidad en una muralla de contención de ofensas militares mientras que, en una frontera se presentan como pasos de utilidad para comerciantes que favorecen las relaciones con los habitantes de las zonas no ocupadas.

Sigue la página Historias
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!