La nueva película de Miguel Ángel Jiménez, the Night Watchman. La mina, se ha estrenadocausando un cierto desengaño en los críticos. Profesionales como Francisco Marinero de El Mundo, y Quim Casas de El Periódico han expresado queel largometraje no presenta mecanismos comunicativos innovadores para producir el terror. En otros términos, la película recurre a argumentos que ya se han empleado con un tratamiento bastante convencional. En concreto, las familias desequilibradas, e fanatismo religioso son las grandes bazas del film, aunque aparecen con un nexo débil y una trama mejorable pasada la primera media hora de película.

Argumento

La historia se desarrolla en medio de un pueblo minero en Kentucky en la queJack Mainfield vuelve a su hogardespués de cumplir condena. El ex-convicto regresa a su hogar donde su hermano, Mike (Jimmy Shaw), ha convivido con su esposa y su hijo. Jack desea recuperar a su familia, cansada de esperar, y para lograrlo empieza a trabajar como vigilante nocturno en la mina del pueblo. Es un trabajo de baja consideración social pero le permitirá demostrar que es un hombre nuevo. La mina, sin embargo, esconde secretos que le harán revivir los fantasmas de su pasado y le obligarán aafrontarse con enemigos desconocidos.

Algunos aciertos

Gorka Gómez Andreu, el director de fotografía, maneja bien la cámara.

El film está iluminado cuidadosamente con detalles de calidad, con contrastes atractivos y un buen tratamiento del color. Los movimientos de cámara y de actores son buenos, aunque bastante conservadores.Las localizaciones están escogidas adecuadamente y consiguen trasladar el espectador a Kentucky. Visualmente hay pocos aspectos que se le puedan reprochar.Se hace una buena interpretación de una fórmula cinematográfica ya establecida, con momentos puramentecinematográficos.

Aspectos a mejorar

El film debería mejorar el ritmo narrativo, la sutileza de los elementosque conducen al terror y su ubicación temporal en el guion. Losmejoresminutosdel film surgen a partir de la segunda escena, donde se muestran distintos personajes quebrados que tendrán que convivir como una familia.

Este punto de partida permitepropulsar un drama intimista, en el que la relatividad moral y el retrato de personajes hipócritas podrían haber dado una mayor profundidad psicológica al film. No obstante, la fijación en producir miedo y al mismo tiempo relatar un drama, genera que haya algunas escenas forzadas que restan valor a la película.

En conclusión, Miguel Ángel Jimenéz ha presentado una film que a pesar quecontiene elementos que no acaban de converger tiene un buen punto de partida, y propone algunas resoluciones interesantes. Sí, the Night Watchman. La minaen ocasiones contiene demasiados tópicos, pero se deja ver.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!