No son Molinos de Daniel Reyes y Diego Jimeno, es una obra compuesta para este 400 aniversario de la muerte de Cervantes. Una creación desarrollada por fragmentos de otras obras del siglo de Oro español, que consiguen contar el proceso de transformación que está viviendo nuestro país desde mayo del 2011. Existe una similitud ente el principio del siglo XXI y el siglo XVII, de esta manera con los ejemplos del ayer podemos intentar entender nuestra realidad.

La obra transcurre paralelamente a fragmentos de las grandes obras del barroco, La vida es sueño, el Alcalde de Zalamea, etc… escribiendo escenas en verso y prosa en base a unos personajes ya definidos bajo la idea de Un Quijote trasportado en el tiempo, Alonso Quijo.

Representa las ideas y valores del barroco, frente a esto las ideas y visión de un Sánchez influido por nuestro sistema y una Dulce contemporánea que se transforma en la imaginación de Alonso, en su amor perdido. Con estas mimbres se desarrolla la obra, intentando dar solución a los problemas de nuestro tiempo. Como excusa la existencia de una profesora de literatura que utiliza la imaginación como única salida para resolver los grandes problemas que tiene que afrontar. De esta manera vuelve a crear un caballero andante para combatir, de nuevo, a los gigantes.

Podremos ver la obra hasta este domingo en los teatros del barrio.

Sigue la página Arte
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!