La escritora chilena Isabel Allende (Lima, 1942) acaba de cumplir este martes los setenta y cuatro años y se ha convertido en la escritora viva en lengua española más leída del mundo, con cifras que superan cualquier aspiración literaria. Con veintiún obras publicadas en más de 35 idiomas y sesenta y siete millones de libros vendidos, la autora latinoamericana ha hecho reír a carcajadas, llorar con el corazón y la garganta encogidos a hombres y mujeres de todas las edades, sin distinción, siempre universal.

Periodista de profesión, la misma vida de Allende parece salida de una novela, o de todas sus novelas.

Con tragedias de por medio, como la muerte de su hija Paula a los 28 años víctima de la porfiria que inspiró la novela del mismo nombre que ha recaudado millones de euros en ventas cada año, la pluma de Allende no abandona el sentido del humor, con el que ha dotado su escritura de una cercanía con el lector que no cansa ni genera tedio. Sus obras son devoradas.

Hija de Tomás, primo hermano del ex presidente socialista Salvador Allende, derrocado por el fallecido dictador Augusto Pinochet en 1973, Isabel ha cargado sus historias de movimientos sociales y políticos de América Latina con fuertes convicciones personales relacionadas con la justicia social, lo que la ha convertido en una autora querida por el ciudadano de a pie.

Dos años después del golpe de Estado, la novelista fue declarada sospechosa para la dictadura, lo que condujo a su exilio en Venezuela junto a su marido Miguel Frías y sus dos hijos Nicolás y Paula. En el país bolivariano abandonó definitivamente el periodismo para dedicarse a tiempo completo a sus hijos y la Literatura.

En su carrera, la chilena ha recibido más de medio centenar de premios en dieciséis países diferentes, entre ellos el Premio Nacional de Literatura de Chile, el Premio Hans Christian Andersen y la Medalla Presidencial de la Libertad concedida por la presidencia de los Estados Unidos. A ellos se han sumado catorce grados Doctor Honoris Causa concedidos por universidades de medio planeta.

Hoy en día, la autora está dedicada a su última novela y a la dirección de su propia fundación, que atiende la protección y el empoderamiento de mujeres y niñas de todo el mundo a través de proyectos relacionados con salud, educación, derechos reproductivos y protección contra la violencia de género. Una estrella con luz propia.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!