La película que lleva el terror a una playa hawaiana se abre camino en el luminoso de los cines con una taquilla que, aunque no compite por los primeros puestos, está teniendo su aceptación. Con un guion sencillo y un presupuesto bastante ajustado, tratándose de una producción de Hollywood, no ha sido la primera opción mayoritaria de los espectadores a pesar de ser una buena propuesta. No obstante, su buen posicionamiento estratégico en la fecha de estreno ha ayudado al film a obtener unos resultados comercialmente interesantes.

Infierno Azul se ha estrenado el viernes 15 de julio. El mismo día que Election: la Noche de las Bestias.

Una fecha que se podría catalogar como las vísperas de la temporada de verano. De este modo, ha encontrado su público en aquellos amantes del thriller, del terror más suave, y como no, en aquellos espectadores que quieran rendirle culto al Tiburón de Steven Spielberg. En pocas palabras, se ha estrenado en una fechaen que la gente va al Cine, pero evitando la competencia directa con las películas más comerciales.

Argumento

Nancy (Blake Lively), una joven surfista decide escapar de su rutina e ir a practicar su deporte en una playa con un gran valor simbólico para ella. Se trata de una localización paradisíaca y perfecta para el surf, pero solitaria y de difícil acceso. Dos características que convierten el sitio en un lugar especial, aunque, puede que también, en una trampa mortal.

Nancy tendrá que usar toda su habilidad, ingenio y fuerza interior para lograr escapar de un tiburón que la apresa esperando el momento propicio para atacar. Un macabro pulso entre bestia y ser humano que plantea una pregunta: ¿Qué estarías dispuesto a hacer para escapar de una roca rodeada por un gran tiburón blanco a 200 metros de la orilla?

Algunos aciertos

En el film se emplea la doble pantalla con una finalidad argumental mediante videollamadas o el reloj de la surfista. De este modo, se intensifica la sensación de presión que siente el espectador. Hay una cierta economía narrativa, ya que el público no abandona la playa, ya que observa los hechos des del mismo punto de vista que Nancy.

La historia ahonda en la psicología de sobrevivencia de la protagonista, con un estilo minimalista propio de la serie B, pero que liga perfectamente con las intenciones de Jaume Collet-Serra. Que la experiencia fílmica suceda casi exclusivamente en la playa aporta un golpe de realismo, sencillo pero con potencial gracias a su simplicidad.

Aspectos a mejorar

En ocasiones la resolución delosconflictos se desarrolla con acciones demasiado simples. Si fueran más complejas y con más matices,la historia tendría una mayor complejidad. Visualmente algunos planos son excesivamente similares y se repiten durante la mayor parte del film. Un tratamiento audiovisual más diferenciado hubiera generado una sensación de variedad que hubiera enriquecido el estilo narrativo.

Por otro lado, se deberían mejorar algunos elementos de ritmo que pueden hacer que la historia parezca lenta. En definitiva, toda la película respira un estilo minimalista que puede llegar a ser agotador.

En conclusión, Infierno Azul es un film que recoge la tradición de las películas de terror de bajo presupuesto y las ejecuta con un buen resultado. Aunque visualmente no pueda competir con otras grandes producciones de este verano, ofrece una buena historia que puede gustar al espectador, si modela sus expectativas a las características de la producción.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!