Desde el estreno de una de las películas más esperadas del año, 'Escuadrón Suicida', el mundo fan se ha volcado con lupa sobre la producción de Warner Bros. y DC Cómics. La película de David Ayer no ha tenido muy buena acogida por parte de las críticas, eso es una obviedad incontestable, pero ahora es el creador mismo del grupo de villanos convertidos en antihéroes el que ha expresado su malestar con tal bombardeo de polémicas y críticas, e incluso tiene un culpable.

El susodicho personaje que ha salido a la palestra cual guardaespaldas es Josh Ostrander, el creador de 'Suicide Squad' no ha escatimado en berborrea para defender la película.

Afirma que el "boom" de malas críticas se debe a la saturación de blockbusters de superhéroes, y también culpa a Christopher Nolan y su Caballero Oscuro, ya que es la vara de medir para todos los críticos a la hora de juzgar el Cine de superhéroes. Al parecer ve con malos ojos que se compare todo el cine heróico actual con las cintas protagonizadas por Christian Bale, algo que en mi opinión es lo más lógico, siempre se ha de comparar con lo mejor. En un artículo pra 'ComicMix', el escritor se propone acabar con las malas críticas barriéndolas debajo de la alfombra o culpando a otros del fracaso de la película:

"Sé que a algunos expertos no les gustó la película. Me parece bien: cada cual tiene derecho a una opinión aunque esta sea errónea".

Al menos comienza el artículo con un pseudo-respeto hacia las opiniones ajenas, algo que ultimamente se da mucho. En fin, continua su exposición de la siguiente manera: "Creo que estos críticos están cansados del cine de superhéroes y quieren verlo acabar. Ellos tienen que ver todas las películas y ya están hartos de los blockbusters, por tanto si una película de superhéroes no es El Caballero Oscuro, 'rajarán' sobre ella. Yo fui al cine preparado para amar esta cinta y ellos para odiarla".

Me parece vergonzoso que dejen a este personaje escribir un artículo, y encima un escrito cargado de incoherencias y pamplinas propias de un niño pequeño con complejo de aprobación.

No es capaz de ver los fallos de la película, y mira que no es dificil hacerlo, y encima culpa a otro para limpiar su imagen. También culpa a los críticos por estar obcecados en críticar la película, pero él estaba inmerso en la idea de amar la película... lo mismo pero al contrario. La mala recepcióon de la película solo se debe a que es más mala que pegarle a un padre, y punto.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!