Si te encuentrasen Madrid en Agosto, conviene evitar pisar la calle desde el mediodía hasta el anochecer si no se quiere fallecerde asfixia o polución. Para pasar esas horas en casa sin caer en actitudes suicidas provocadas por el aburrimiento, las series son un buen remedio para esas horas muertas. Se podrían llenar infinitas páginas con Series que merece la pena ver, ahí van cuatro.

HOUSE OF CARDS

Frank Underwood, o Francis, como lo llama su esposa, es un hombre despiadado, astuto y fascinante. Un congressman para el que el ascenso político y el poder merecen cualquier precio, independientemente de que el pago se haga en metálico, en influencias o en vidas humanas.

Implacable, pragmático y ambicioso, tecnología norteamericana.

Kevin Spacey es el protagonista del telefilm producido por Netflix, basado en la serie homónima de la BBC emitida en 1990. Resulta difícil destacar un sólo aspecto de House of Cards: protagonistas profundos, dirección elegante y precisa, guion a prueba de bombas. Los entresijos de la política norteamericana crean una red de mentiras, manipulaciones y escándalos que consigue dotar a esta serie de un magnetismo del que es difícil escapar.

UTOPIA

Utopia es una rara avis en el panorama audiovisual. Un asesino con la movilidad de un playmobil, una organización secreta inmensamente poderosa desesperada por hacerse con un cómic, un etalonaje que convierte cada episodio en un viaje de LSD.

Muchos son los factores que distinguen a la producción de Channel4 del resto.

La sangre fluye sin miramientos, las escenas de violencia muestran su exhibicionismo sin tapujos. Pero lo cierto es que la arriesgada apuesta de Dennis Kelly es una innovadora creación, que rompe con el molde de superhéroe, explotado hasta la saciedad por las producciones multimillonarias y vacías de Hollywood en sus adaptaciones de novelas gráficas.

Muchos seguidores achacan la cancelación repentina de esta producción a una censura encubierta, por su premonición sobre un brote de ébola. Tan absurdocomo el argumento esgrimido por la productora: es una serie muy buena pero tenemos que cancelarla para dar espacio a otras producciones. Afortunadamente no fueron ellos los que produjeron Los Soprano.

LOUIE

Louie tiene poco presupuesto, pocos medios y un gran guionista, quien además protagoniza y dirige la serie: Louie C.K.

Es una comedia inusual, a veces amarga y cínica, otras tierna y amable. Representa las miserias del hombre común de una manera cómica, pero sin tratar de evitar temas oscuros y reflexivos. Es tremendamente divertida, compensa la realización sencilla y sin pretensiones con ingenio a raudales, 25 minutos de creatividad pura. Louie toma los conceptos básicos de la sitcom y los revoluciona, los destruye y los convierte en algo único, duradero y que no pasa de moda.

Su protagonista es un perdedor nato, sin encanto y resignado, pero que siempre consigue dejar una sonrisa en la boca tras el fundido a negro de la pantalla.

MR ROBOT

MrRobot es una gran y sorprendente conspiración, un thriller cibernético inquietante y muy logrado. La informática no tiene por qué limitarse a Silicon Valley y a oficinas de nerds graciosos.

Es como si David Fincher hubiera tomado el concepto del grupo Anonymous, lo hubiera pintado sobre un lienzo de distopía y hubiese contratado un tipo con mucho talento para que bajara la temperatura y añadiera claroscuros a diestro y siniestro.

Mr Robot es paranoia digital, un producto infecto que sacude el ánimo y ensombrece el futuro.

Sigue la página Series
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!