Un paseo por un pequeño museo íntimo, así abre la presentación de esta exposición, y desde luego sí tiene esta colección ese recatado detalle, poder contemplar un variopinto conjunto de obras importantes que ubican el desarrollo de la pintura desde los románticos, pasando por los realistas y la fuerte firma de los impresionistas. Desemboca en las vanguardias y acaba en el expresionismo abstracto de la década de los 60. Un paseo desde finales del XIX hasta el XX (1886-1966). Un conjunto de 44 artistas esenciales para comprender el Arte de los dos últimos siglos. Entre ellos Picasso, Manet, Monet, Degas, Van Cogh, Cézanne, Coubet, Matisse, Modigliani, Braque, Pollock, O´keffe y Rothko.

Un equipo perfecto y en reducidas proporciones pero que hacen de la Phillips Collection un verdadero lujo comprimido de la Historia del Arte. Duncan Phillips, el impulsor de esta colección, realmente fue un pionero, apasionado del arte de su tiempo que coleccionó una franja esencial de la evolución del Arte moderno hasta el año 1966. Ente las obras que podemos destacar, verdaderos clásicos de toda enciclopedia de Arte. La pequeña bañista, de Jean AugusteDominique Ingres, La montaña de Sainte-Victorie de Paul Cézanne, Mujer con sombrero verde Pablo Picasso, Composición de Jackson Pollock, o Verde y granate de Rothko.

La visita guiada por diversos espacios numerados, desarrolla este interesante viaje por el tiempo y estilos pictóricos.

Comienza con el clasicismo, romanticismo y realismo, encontrando obras de Ingres, Eugéne Delacroix, Gustave Courbet y John Constable. Pasamos al Impresionismo y posimpresionismo, al París y el Cubismo, al intimismo y el arte Moderno del siglo XX. En el último espacio se ubica Naturaleza y expresionismo, obras de Kokoschka y Kandinsky, entre otros, para despedirnos con el Expresionismo abstracto.

Una exposición compacta. Éste es quizás el principal escollo, el agrupamiento de las obras en una de las plantas de Caixa fórum, escaso, para poder contemplar tan amplio número de pinturas de calado. Uno de las sensaciones que surgen de visitar esta exposición es que estamos ante una colección que necesita más aire.

Tras una obra muy importante, viene otra muy reseñable, sin tener el tiempo y espacio necesario para haber digerido la anterior. Esa sensación, surge más de una vez. Por ejemplo asalta cuando encontramos entre este cúmulo, El retrato de Elena Pawlosky de Modigliani, uno de los retratos más reconocibles de la pintura del París de principio de siglo.

Sigue la página Arte
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!