Todos de alguna forma hemos oído de los movimientos sociales de los años 68 y 71, la represión contra los movimientos estudiantiles que de alguna manera conmocionaron al país y fueron parte aguas para la historia nacional, porque de alguna u otra forma unió a capas sociales que estaban separadas y dispersas. Estos movimientos sociales que de alguna manera generaron manifestaciones artísticas en cuanto a música, literatura, artes gráficas y demás manifestaciones creativas del ser humano comprometido con estos movimientos.

El aire libertario respirado en esos entonces genero un tipo de literatura comprometida con la causa social, siendo en ese entonces la cabeza más visible y permitida por el gobierno en cuanto a literatura, la más representativa para hablar de estos movimientos Elena Poniatowska, pero también hubo una literatura subversiva que no cedió ante los encantos del gobierno, cruel y muy realista, que ante todo señalaba la forma de tortura de los elementos del gobierno.

Dos libros representativos de esta literatura y que no fueron muy conocidos por el público lector de aquella época fueron : “ si tienes miedo “ de Juan Miguel de Mora y “ Dientes de perro “ de Ramón Gil Olivo, ambos autores de origen mexicano. Dos novelas que retratan la veracidad de las torturas practicadas por la entonces Dirección Federal de Seguridad dirigida por el siniestro Miguel Nazar Haro, así como la desaparición de los disidentes sociales.

Ambos autores en sus novelas narran la perspectiva de visual del perseguido político, la necesidad de llegar a un lugar para proteger su integridad, el descontrol emocional que provoca el sentirse acorralado por las fuerzas represivas, la paranoia de ver en cualquier persona un elemento agresor. La caída de un ser humano en las manos de la policía política y su degradación a la miseria humana, es uno de los componentes que habilidosamente son manejados por ambos autores, ya será por experiencia personal o por platicas con personas que de alguna manera sufrieron estas atrocidades y que son en sí la máxima expresión de la rabia gubernamental en contra de los seres pensantes.

Un tercer libro que rememora esos hechos y que forma parte de la historia del Uruguay de aquellos tiempos es la novela escrita por la magnífica pluma de Mario Benedetti intitulado “ Pedro y el Capitán “, en la que narra el dialogo entre un preso político y su torturador y como el torturado poco a poco la cambiando la perspectiva mental del torturador hasta hacerlo dudar de su posición en la sociedad como elemento afín al régimen opresor y su posición ante la propia familia del policía represor.

Tres novelas que en su momento reflejaron la realidad histórica de ambos países, sin dejar de lado la Argentina del gorila Videla, el Brasil reprimido con los escuadrones de la muerte, la agresión artera en todo el hemisferio del cono sur de la América Latina y que en el caso mexicano la literatura sigue vigente en cuanto a la desaparición forzosa, la tortura y la ejecución extrajudicial de disidentes tanto políticos como sociales.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más