La Bombilla Festinal, el festival de #Cine de verano en Madrid, lleva mucho tiempo ahí

Festinal es una empresa privada que lleva mucho tiempo aquí. Desde el año 1984 hemos trabajado con el ayuntamiento y fue en la época de Tierno Galván cuando a mi padre se le planteó llevar a cabo este proyecto para los Veranos de la Villa. Mis padres fueron los fundadores del IMAFIC (Festival de cine fantástico de Madrid, su primera edición). El Festinal se creó poco a poco como festival al aire libre, que al principio se desarrolló en el Parque del Retiro. Desde aquellos años han pasado varios gobiernos en el ayuntamiento y hasta hoy, hemos mantenido el proyecto.

El Festival Festinal de la Bombilla tiene una oferta popular y una parrilla bastante interesante, no es tan palomitero, ¿cuál es el criterio de selección?

En estos 32 años el cine se ha transformado totalmente. En el año 84 ponías Indiana Jones o Novecento y esto lo podías repetir durante tres años, en aquellas épocas se podía tirar en los cines una película durante todo el año. Esto ha ido evolucionando hasta nuestros días, los estrenos son muy rápidos, tiene una vida muy corta. Nosotros programamos para todos los gustos, siguiendo la lógica de las últimas carteleras. Películas subtituladas, infantiles, cine familiar, cine de autor y también mucho cine español que cada día se demanda más. Nuestro criterio es que el cine de verano es un lugar muy bueno para ver esas películas que se nos han pasado durante el año.

Vídeos destacados del día

la Bombilla tiene una historia muy larga, sobre todo una oferta cultural que se prolonga en los veranos como oferta de la propia ciudad, la hace más atractiva, sobre todo para los extranjeros que vienen, ¿hay esa intención?

Bueno, nosotros tenemos la propuesta de mejorar esa oferta cultural, también para el ciudadano extranjero que viene a Madrid y los turistas españoles que vienen a aquí. Madrid es una ciudad que la gente la visita esencialmente para ver una oferta cultural. Es lo que hoy se denomina Veranos de la Villa. Madrid se quedaba vacío pero hay que llenarlo de cosas, realmente Tierno Galván fue el que cambio vio eso y llenó la capital de oferta cultural. Los últimos años, sea por la crisis, la gente sale menos. Nos hemos quedado en la ciudad y viene el verano y ven a precio low cost las películas que no ha visto durante el año.

Hay diferencias de ciudad, Barcelona, Madrid… una más turística, otra popular

Barcelona es una ciudad más turística, Madrid más popular. Realmente todo el mundo somos madrileños, porque madrileños, madrileños, hay pocos.

El Erasmus principalmente, se le integra rápidamente en el tejido social, están más implicados. Viene gente de todas partes y se acoge. Ayer pusimos la película de Daniel Guzmán y vino mucha gente de fuera, pero no pudieron aguantar por el fresco y se fueron.

Mira, ahí hay otro filón. Cine para aprender español

Sí claro, es algo muy habitual, pasa mucho. A nosotros nos pasa lo contrario porque también la gente pide la versión original, hay público. Lo que ocurre es que aunque cada vez hay más, el público principal que viene aquí es madrileño, no viene suficiente público a las versiones originales. Hoy la Bombilla continúa abierta porque esencialmente vienen los madrileños. El día que no haya público esto dejará de existir, aquí no hay financiación, ni apoyo. Cuando hacemos la programación tenemos que tener en cuenta muchas cosas de ese tipo. Al final, la mayoría de la gente pide doblada, incluso la gente de otros lugares que viene aquí a aprender español. Los extranjeros prácticamente ninguno pide que sea original.

Os dais cuenta que en Madrid tenéis vuestro nicho, hay un montón de oferta pero diferente, La casa encendida, el cine de verano de la Filmoteca, los cines de verano de los barrios…

Ha habido de todo en Madrid, el cine de la Casa encendida, el cine de la Filmoteca que lleva mucho tiempo. A mí me parece perfecto, porque entre todos estamos haciendo un movimiento que nos favorece, una nueva oferta en cine.