Entre tantas personas en el mundo, en algún punto o en algún lugar debe estar ocurriendo tanto un hecho aberrante, como un aparente milagro, sin embargo, en algunos casos, por más que la estadística lo dicte, la propia acción de lo ocurrido pareciera desafiar cualquier caso de lógica o razón.

Hace algunos días, en Uruguayocurrió una tragedia que desencadenó un suceso particularmente tenebroso pero igualmente asombroso.

El primer punto fue la desaparición de una chica llamada Dayana de solo 22 años, no mencionaremos apellidos para proteger la identidad de la familia de la víctima. La chica llevaba desaparecida casi un mes, por lo que los familiares organizaron una búsqueda tanto de campo como en redes sociales.

Una de las personas que colaboraba con la búsqueda era Mario, un hombre de 46 años quien conocía de hace tiempo al padre de la desaparecida, por lo que sin dudar, decició colaborar.

Pasaban los días y no había rastro de la joven, sin embargo, las esperanzas no se perdían y fue ahí, cuando comenzó lo increíble de esta historia.

La anécdota es simple: la chica desaparecida se manifestó en un sueño de Mario, ella le decía que tenía frío y mucho miedo, que estaba perdida. Lo impactante del sueño despertó a Mario, quien trató de conciliar el sueño nuevamente pero la chica se manifestó una vez más.

Poco a poco, Dayana le iba mostrando pistas para indicarle dónde se encontraba, Mario comentaba lo que soñaba y basándose en eso, la búsqueda tomó otro rumbo, una de esas pistas era que se encontraba en un sendero y que tenían que seguir un camino en forma de letra “S”.

Mario reconoció el mismo y lo recorrieron de esa manera, ahí, encontraron la tarjeta de onmibús con la cual la chica se dirigía a trabajar.

Otra pista más clara fue que la chica señalaba una especie de palmera quemada, increíblemente cuando Mario reconoció la misma, al acercarse encontraron el cuerpo de la chica.

Desgraciadamente había muerto hacía ya varios días. Fue entonces que Mario llamó al padre de Dayana para que reconociera el cuerpo, quien corroboró que efectivamente, habían encontrado a su hija.

Una historia bastante triste, pero con un tinte dulce, ya que de alguna manera, fue prueba suficiente para que sus conocidos supieran que ella seguirá con ellos en forma no corpórea por siempre.

¿Qué crees que haya pasado en este caso, coincidencia o efectivamente, un espíritu se comunicó para ser rescatado? Deja tu opinión en la caja de comentarios.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!