Después de trece años del aclamado Buscando aNemo la secuela se ha estrenado. Y, lo ha hecho más como una derivación que como una continuación. Es decir, laconcepción de la película ha evolucionado y muestra, en la propuesta estrenada el 22 de junio, nuevos ángulos desconocidos anteriormente. El público infantil que vio el film ha crecido y sus gustos se han vuelto más complejos. De esta forma, con la aparición deBuscando aDory se hacen más visibles las estrategias creativas que los gigantes de la Animación, Pixar Animation Studios y Walt Disney Pictures, están empleando en los últimos años. Especialmente cuando las dos productoras trabajan juntas.

Estas tendencias en animación son difícilmente separables del impacto que causó el Shrek, que se estrenó el 2001. El largometraje producido por DreamWorks Animation, entre otras productoras, popularizó el concepto de invertir los cuentos de hadas. Un principio que ya existía en el musical Into the Woods con una elegante ironía que posteriormente se adaptó para un público infantil. En otros términos, es una película que nació con un sentido moderadamente contracultural pero que al funcionar, y con una gran rentabilidad, cambió el planteamiento sobre las películas de animación. De algún modo, el film preguntó al espectador: ¿Quiere seguir viendo películas con un final tan previsible y repetido, o quiere cambiar el punto de vista?

La respuesta mayoritaria, mostrada de forma implícita en la elección de Shrek, fue la de cambiar la forma de hacer animación. Al fin y al cabo esas películas también eran vistas por adultos, y en realidad eran ellos quiénes escogían qué irían a ver al Cine. Si las productoras de animación eran capaces de atraer el público adulto, indudablemente mejorarían sus resultados.

Por otro lado, El viaje de Chihiro, también estrenado en 2001, arrasaba en Japón dando aun una mayor consistencia al Studio Ghibli. Apareció un nicho de mercado para explotar en Estados Unidos y Europa y Pixar Animation Studios y Walt Disney Pictures aprovecharon esta oportunidad. Así pues, con la aparición de largometrajes como Up se entraba en una nueva etapa fructífera para el género cinematográfico.

Hubo una inversión en la mejora de las técnicas de animación y lograron darle un gran realismo, al mismo tiempo permitiendo al director del film establecer un universo marcadamente personal. Facilitando así la creación de un contexto fílmico en el que hay libertad creativa casi absoluta, hasta para romper con las leyes de la física e históricas. Algunas de las películas se convirtieron en pequeñas piezas de orfebrería. Con un universo detalladamente hecho a medida. Y con una gran virtud, la capacidad de poder definir acciones muy concretas en personajes con características muy determinadas. O sea, con un potencial comunicativo de los sentimientos muy eficaz, en que hay muy pocas palabras. Muchas de ellas ya no son necesarias.

Las imágenes evocan directamente la emoción con unas metáforas muy poéticas, y con una gran intensidad.

Así, no es de extrañar que estén saliendo películas con la gran calidad artística de Del revés, El viaje de Arlo,y Buscando a Dory. Aunque ciertamente en algunos casos se intenta replicar la ya instaurada fórmula del cuento de hadas invertido. Con buenos resultados en general, pero con una originalidad menor.Indomable, y Tiana y el Sapo son una muestra de ello.

En conclusión, a pesar que el Studio Ghibli se ha tomado una pausa, son buenos tiempos para la creación de películas de animación. Los nuevos films presentan un nivel de madurez muy elevado, y hace tiempo que dejaron de ser solo para el público infantil, tratan de muchas temáticas que permiten la reflexión mediante un estilo sutil y elegante.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!