Construido en el terreno donde solía estar la Iglesia de la Santísima Trinidad, El Panteón Nacional, es el lugar donde reposan los restos de los personajes más importantes de la historia de Venezuela y donde hasta hace un año estaban los restos del Padre de la Patria, Simón Bolívar.

En su afán por crear íconos para su mal llamada, REVOLUCIÓN, el difundo Hugo Chávez no sólo irrespetó la tumba del Libertador mandándola abrir con el pretexto de indagar la razón de su muerte, lo cual sólo fue un cato de brujería, sino también mandó a construir un PARAPETO descomunal detrás del Panteón, restándole belleza a este Monumento Nacional y tergiversando por completo la armonía arquitectónica del lugar.

Por detrás  de una edificación reconstruida en 1783, emerge un Mausoleo hecho de acero, cerámica y granito con forma triangular y parecida a una pista para patinetas, de colores blanco, oxidado y negro, el cual desentona notablemente ante la vista de una hermosa iglesia del siglo IXX pintada de un sutil rosado.

Al lado del Mausoleo (donde ahora reposan los restos del Libertador) emerge una escultura de 14 metros de alto con forma de tenedor abstracto (La Rosa Roja de Paita) cuyo material asemeja al metal oxidado y es tributo a la heroína Manuelita Sáenz.

Ambos representan el gasto más inapropiado que un gobierno ha podido hacer en tan precaria situación país; sólo la Rosa oxidada tuvo un valor de QUINIENTOS MILLONES DE BOLÍVARES.

Vecinos de la Parroquia Altagracia, donde se encuentra situado el Panteón Nacional, fueron los primeros en protestar por el gigante Mausoleo, alegando que le quitó belleza al lugar y que una construcción de la época de la Colonia, no tiene nada que hacer al lado de algo tan moderno y extraño.

¡No te pierdas las últimas noticias!
Haz clic en el tema que más te interese y te mantendremos al corriente con aquellas noticias que no debes perderte.
Arte

La esperanza es que cuando entre un gobierno consciente, después de resolver la cantidad de problemas que tiene el país, devuelva a los venezolanos, a los caraqueños y a los vecinos de la Parroquia Altagracia lo que antes fue ese solitario pero bello PANTEÓN NACIONAL, destruyendo el colosal Mausoleo que no se hace honor a la memoria del Libertador Simón Bolívar y menos a su amor y salvadora, Manuelita Sáenz.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más