El arcoíris de Ritchie Blackmore es demasiado espectacular y extrañado para mantenerse jubilado eternamente. Tras casi veinte años de haber pautado la-hasta hace poco permanente disolución de su banda-la leyenda británica del rock & roll decidió que era el momento de traer a Rainbow al siglo XXI con una nueva alineación de lujo. Y el resultado está causando un estremecimiento en el mundo de la Música.

Así lo demostró Ritchie Blackmore´s Rainbow, cuando la renovada banda pisó el escenario del Monsters of Rock realizado el viernes 17 de junio en Freilichtbühne, Alemania. Un show del cual han salido no pocas grabaciones en video que están inundando la internet, como muestra del vigoroso resurgir de este estandarte del hard rock.

Los asistentes no pudieron estar más contentos con la oportunidad de volver a escuchar clásicos de la banda, así como también del otro supergrupo de Ritchie Blackmore, Deep Purple.

“Man on the Silver Mountain”, “Catch the Rainbow”, “Child in Time”, “Highway Star” fueron algunos de los eternos himnos del rock que retumbaron con fuerza y maravillaron al público alemán, viviendo el sueño de presenciar uno de los retornos más impactantes que se han dado en el panorama musical, durante las últimas décadas.

Parte del revuelo que surgió la vuelta de Rainbow a los escenarios, es la curiosidad que los fanáticos y medios especializados del espectáculo habían manifestado con respecto a la nueva formación de la banda, más aún cuando este retorno se ha dado el mismo año en que se vivió la pérdida de uno de los miembros más queridos de grupo, Jimmy Bain.

Ritchie Blackmore hace una pausa con el dúo musical que forma conjuntamente con su esposa Candice Night, el muy recomendable grupo de folk medieval Blackmore´s Night, para volver como líder indiscutido y guitarrista de la banda setentosa, y trayendo consigo a sus colegas David Keith como baterista, y David Nouveau en el bajo.

La alineación del nuevo Rainbow es completada por dos figuras completamente nuevas en el legado de este clásico de rock: El talentoso teclista Jens Johansson, miembro vigente la banda de power metal Stratovarius, una de las propuestas musicales más famosas de Finlandia; y el vocalista con raíces latinas Ronnie Romero.

Este último es de origen chileno y nacionalizado español. Se le ha descrito como una mezcla entre Ronnie James Dio (fallecido vocalista y miembro fundador de Rainbow) y la voz de Queen, Freddie Mercury. El resultado es un desempeño decente y disfrutable a la hora de cantar clásicos inmortales del emblemático conjunto musical rockero, en lo que ha sido una tarea tan grande y desafiante como lo es seguir los pasos de Dio y Joe Lynn Turner.

La resurrección de Rainbow significa un impulso a la escena internacional del rock, en un tiempo que ha presenciado la pérdida de muchas estrellas en el firmamento musical. Mientras se mantenga, los fanáticos del rock & roll no dejarán de estar siguiendo los pasos de uno de los mayores fenómenos de la música, en esta nueva etapa en que el arcoíris vuelve a mostrar sus colores.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más