Café Society, la nueva película de Woody Allen ha inaugurado la 69º edición del Festival de Cannes el miércoles. Ésta es la tercera vez que el director neoyorquino inaugura el festival tras "Un final made in Hollywood" (2002) y "Medianoche en Paris" (2011).

La película, proyectada anoche con gran éxito, narra la historia de amor de dos jóvenes que se conocen en el Hollywood de los años 30. Bobby Dorfman (Jesse Eisenberg) es un joven que sueña con el glamour así que, aburrido de trabajar en la joyería de sus padres, se traslada desde Nueva York a Hollywood apoyado por su tío Phil (Steve Carell), agente de estrellas de Cine.

Una vez allí, Bobby se enamora de Vonnie (Kristen Stewart), la joven ayudante y también amante de su tío. Phil duda si abandonar a su esposa por Vonnie mientras ésta comienza a intimar con el joven Bobby.

El director neoyorquino relata esta comedia romántica con tintes nostálgicos a través de un narrador "en off" cuya voz es la suya. "La película fue concebida para tener la estructura de una novela, que tuviese la voz de autor, y como en este caso soy yo, quise que saliese mi propia voz como narrador", explicó Allen.

"La historia de amor de Bobby es el hilo conductor de la película, pero el filme es un relato coral que no se ata a un solo personaje", añadió.

Vittorio Storaro, director de fotografía envuelve al espectador en el retrato idealizado del Hollywood de los años 30 con un juego efectivo de luces y sombras; luces cálidas y rostros iluminados que contrastan con la sombras derivadas de la soledad que proporciona la meca del cine.

Woody Allen, alabó en rueda de prensa el trabajo de su director de fotografía así como el de los dos actores protagonistas (Stewart y Eisenberg).

Con 45 películas a sus espaldas y 80 años, Woody Allen se siente joven para seguir afrontando nuevos retos. " Me siento joven, ágil, ligero, lleno de vida, despierto mentalmente, es realmente increíble", dijo en rueda de prensa. Y, añadió, "como bien, hago ejercicio.

Es una suerte, mis padres vivieron mucho, es algo genético".

En cuanto a la presentación de la película fuera de concurso, Woody Allen argumentó que "no puedes determinar si un Rembrandt es mejor que un  El Greco o un Matisse es mejor que un Picasso. Es algo subjetivo".

21 cintas luchan este año por conseguir la "Palma de Oro" entre ellas Julieta, la última película de Pedro Almodóvar que se convierte en la quinta nominación a la Palma de Oro del director manchego.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más