Publicidad
Publicidad

Lawrence de Arabia (Thomas Edward Lawrence), coronel del Ejército Británico, educado en Oxford, fue un eminente arqueólogo y brillante escritor. Durante la Primera Guerra Mundial fue uno de los oficiales británicos enviados a La Meca en apoyo a la sublevación de Hussein contra el imperio otomano. Dotado de un fino instinto psicológico, se empapó del espíritu y las costumbres de los árabes hasta llegar a ser considerado uno de ellos y logró en aquellos territorios una posición de gran influencia.

Sus admirables hazañas culminaron con la conquista de Damasco en 1918 y contribuyeron decisivamente al triunfo de los Aliados. Tambien participó en las conversaciones de paz que dieron lugar al Tratado de Versalles

Tras la Primera Guerra Mundial escribió "Rebelión en el Desierto" (Revolt in the Desert) y "Los siete Pilares de la Sabiduría", dónde Lawrence describe sus extraordinarias aventuras y muestra un detallado cuadro político de las fuerzas que lucharon en el frente de Oriente Medio.

Advertisement

Durante décadas las aventuras de Lawrence de Arabia se fueron transformando en leyenda, hasta que en la década de 1950 se publicó una biografía en la que Lawrence era mostrado como un mentiroso compulsivo, ambicioso y desequilibrado.

Parte de esa aura de héroe de leyenda volvió en 1962, tras el éxito de la película dirigida por David Lean (El puente sobre el río Kwai) con Peter O´Toole (en el papel de su vida) interpretando a un Lawrence, humano, vulnerable, convertido en un héroe por la necesidad de la guerra. La cinta obtuvo siete Oscars y cuatro Globos de Oro.

"Lawrence de Arabia" es una maravillosa película de aventuras, es deslumbrante y el desierto es luminoso e inmenso, te atrapa y te hipnotiza sin que puedas resistirte. Todo lo que en ella se ve es real. Como comentó en una ocasión Steven Spielberg: “Si hoy se hiciera esta película la harían con fondos digitales, y costaría trescientos millones de dólares”.

Advertisement
Vídeos destacados del día

El desierto es apabullante sin necesidad de efectos digitales.

Rodada en Marruecos, Jordania y España, donde se creó una ciudad de Aqaba de más de trescientos edificios en una zona desértica de Andalucía, llevó dos años para la pre-producción y 14 meses de rodaje y está interpretada por un elenco de magníficos actores como: Alec Guiness (Principe Feisal), Omar Sharif (Sherif Ali Ibn El Kharish) y Anthony Quinn (Auda abu Tayi).

Catalogada por algunos como "revisionista" de la figura de Lawrence, es bastante fiel al momento histórico y a los hechos en los que participó. Aún así comete diversos errores como en la espectacular escena del ataque a la ciudad de Aqaba, en la que se observa como el ejército turco utiliza ametralladoras Browning M1919 que fueron diseñadas bastante después de los hechos presentados en la cinta. La película muestra la idea de que casi todo el ejército árabe abandona a Lawrence, según van avanzando hacia el norte. En realidad tan solo desertaron unos pocos árabes.

La influencia de "Lawrence de Arabia" aparece en producciones tan diferentes como "La guerra de las galaxias" o "Grupo salvaje" y la más reciente producción de Tarantino, "Los odiosos ocho". En definitiva 217 minutos de puro cine.