El mundo continuamente ha estado lleno de contrastes. Por ello es que se dice que la historia, en todas sus vertientes: Arte, cultura, tecnología, ciencia..., ha presentado y desarrollado grandes revoluciones que han hecho que el ser humano, encuentre formas de vida más justas y placenteras. Aunque también se presentan ciertos claroscuros. A propósito, presento la siguiente reflexión.

Hablaré de manera muy particular del contraste que existe entre los libros de ficción y el oficio del escritor. Para ello, es necesario poner en contexto y dar algunos avisos en lo referente a este análisis.

En primer lugar, hablo del medio, a una de las plataformas digitales que han permitido a algunos escritores noveles, optar por la autopublicación: Amazon. Y en lo que respecta al oficio evidentemente me refiero al quehacer continuo del escritor.

Con lo dicho anteriormente, me gustaría invitar a la reflexión a los propios autores, para asumir “a pies juntillas”, el verdadero reto del escritor ficcional, redactar buenas historias. En lo personal, un servidor, está asumiendo esa responsabilidad y compromiso.

Debemos de enlistar y retomar los hábitos que debe tener todo buen escritor para presentar una novela digna de ser leída a través de la autopublicación.

Si bien es cierto, la propia autopublicación nos exime de enfrentarnos con los vericuetos del mundo editorial, no sucede lo mismo en el plano de la honestidad creadora como escritores, de escribir historias vacías. Por supuesto que ese análisis es de carácter personal, sin embargo, debemos trabajar mucho en ello. Lo mencionó en más de una ocasión Julio Cortázar: esperó el momento ideal para publicar su novela “Rayuela”, hasta que sintió que la misma contenía ya las palabras precisas y justas.

¿Piensas perderte estas noticias?
Pincha en el botón de abajo para mantenerte actualizado sobre las noticias que no te puedes perder, tan pronto como ocurran.
Arte Libros

¿Cuáles son los elementos básicos que debe contener una escritura en el oficio del escritor? En este punto, como en todo intento de teorización de una actividad creativa, existen diversas opciones y/o propuestas, sin embargo, el común denominador se enfoca en las siguientes acciones: estilo de escritura, tema original y el don de la escritura. Cada una de ellas van encaminadas hacia el mejoramiento continuo de las habilidades de redacción que permiten la creación de grandes historias.

Para lograr lo anteriormente dicho, se puede alcanzar teniendo como base la implementación de algunos hábitos que puede desarrollar y tener todo buen escritor.

A continuación enumero las que en un estado de síntesis, son los hábitos que mencionan algunos grandes novelistas que han pasado por la historia. Las mismas son:

  • Ampliar nuestro vocabulario.
  • Ser autocríticos con nuestros escritos.
  • Dejar de imitar a otros autores.
  • No usar adjetivos como adornos.
  • No dejar de leer.
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más