Publicidad
Publicidad

Estrenada en cines el 15 de abril, "El Héroe de Berlín" narra la historia de uno de los atletas más extraordinarios de todos los tiempos que fue capaz de establecer cuatro récords olímpicos en los Juegos de Berlín de 1936, creados para mayor gloria de la raza aria que gobernaría el mundo, según Adolf Hitler, y que hizo estremecer al estadio olímpico de la capital alemana y enmudecer al mismísimo Führer.

Nuestro héroe, Jeese Owens, interpretado en la cinta por Stephan James, nació en el estado de Alabama.

Jesse proviene de "JC" (James Cleveland). De origen humilde, tenía un potente físico, medía 1,82 metros de estatura y 72 kilos de peso y era veloz como una gacela. Desde niño tuvo que trabajar y estudiar.

Advertisement

Cuando estudiaba en una escuela pública de la ciudad de Cleveland, el entrenador Chris Riley (Jason Sudeikis) vio el tremendo potencial de Owens y así inició su carrera deportiva.

Con tan sólo 15 años ya estaban en su poder varios récords escolares de las 90 yardas (82,296 metros), salto de longitud largo y salto de altura. Debido a su color de piel, no le concedieron beca alguna y tuvo que trabajar duro para pagarse la universidad, en Ohio. Mientras tanto, entrenaba con Riley. Durante sus estudios universitarios fue apodado "La Perla Negra" por sus extraordinarias marcas deportivas. Su capacidad física se mostró como realmente extraordinaria el 25 de mayo de 1935 durante los campeonatos de Ann Harbor, Michigan. Ese día logró superar tres récords mundiales, a pesar de estar convaleciente de un caída, incluso llegó a igualar otro, en apenas una hora.

Advertisement
Vídeos destacados del día

Ya se acercaban los Juegos Olímpicos y logró otra hazaña, se convirtió en el hombre más rápido del mundo, al lograr los 100 metros en 10.2 segundos. Ya en Berlín, gracias al delegado olímpico estadounidense Avery Brundage (Jeremy Irons), obtuvo las medallas de oro en los 100 metros, en los 200 metros, en los relevos 4 por 100 y de salto de longitud. Durante la prueba de salto de longitud competía contra el alemán Lutz Long y se hicieron grandes amigos. Su amistad se mantuvo hasta que Long murió combatiendo durante la Segunda Guerra Mundial. Tras la guerra, Owens visitó a la familia de su amigo y en 1960 estuvo invitado en la boda del hijo de su amigo. Respecto a la historia que cuenta el desprecio de Hitler con el atleta, el mismo Owens lo desmintió alegando que lo saludó al finalizar la prueba de los 100 metros, tras el palco de honor, y que siempre conservó una foto del momento.

Poco después de los juegos pasó a ser profesional, corriendo contra caballos, motocicletas y coches; y fue un ferviente luchador por los derechos de los afroamericanos.

En 1976, Jeese Owens recibió Medalla de la Libertad, la más alta distinción para un civil en los Estados Unidos.

La cinta trata de ser la biografía de un héroe deportivo, pero narrada según los convencionalismos de Hollywood aunque muestra muy bien los entresijos políticos. Intenta ser una especie de documental de los Juegos que sirve como reconocimiento a un héroe que no lo obtuvo reconocimiento en su tiempo. 

Antes de Stephan James, estaba previsto que el papel de Jesse Owens lo interpretara John Boyega pero no fue posible por su participación en "Star Wars: Episodio VII - El despertar de la fuerza"'.