“Un primogénito que enseñe, eduque y lleve por el camino correcto a sus futuros hermanos”. Así comenzó la entrevista con José Andrés, escritor barcelonés que presenta su primer libro editado. Nos cuenta que ya tiene otros acabados, pero que es éste el primero que ha querido publicar, aunque espera que, como bien describió, sea el primero de muchos hijos literarios con los que desea deleitarse y deleitarnos. Ya en el inicio de nuestro encuentro, observé la importancia y el valor de esta pequeña obra.

Comencemos por decir que, aunque tenga el honor de titular el libro, El Tarzán de la Gloriosa es uno de esos personajes que protagonizan uno de los 17 relatos con los que su autor nos relata la historia desde un punto de vista que no solemos apreciar, pero que es esencial para entender el transcurso y las consecuencias de cualquier acontecimiento que la misma recoja.

Hablamos sin duda de la intrahistoria, ese concepto acuñado por Miguel de Unamuno y que nos explica que todo lo que conforma internamente la historia oficial, si la analizamos de forma correcta, ha de desplazar a los grandes personajes y resaltar la relevancia de las acciones-nunca bien apreciadas- de las personas corrientes. Aquellos ciudadanos que aportan su vida y también su muerte para configurar la verdadera realidad. Sin ellos ninguna crónica se sostiene y sin duda, no se comprende. El libro es un homenaje a lo que el autor denomina “protagonistas silentes”.

Pero José Andrés, escribe historias de personajes y reales, es decir, que existieron en su época y que conformaron una historia dentro de un acontecimiento histórico que muchas veces les superó.

Estos héroes anónimos, a través de los relatos que protagonizan, son una invitación del autor a revivir y reflexionar; a darnos cuenta que los pequeños detalles, por muy pequeños que parezcan, son esenciales para el desarrollo de cualquier acción. Como el Tarzán de la Gloriosa, un piloto de la aviación republicana durante nuestra Guerra Civil y que basado en una población cercana a Cartagena, incidió de forma notable en la infancia del padre del autor.

Según nos cuenta en este maravilloso relato, el padre de José Andrés, cuando era un niño de apenas 11 años, conoció a este héroe anónimo y llegó a sentir admiración y sincero aprecio por el mismo. El Tarzán inició en la lectura a aquel pequeño en mitad de un cruel conflicto y le dejó un legado que hoy el autor nos cuenta emocionado, ya que entiende que él, subsidiariamente, no sería quién es sin aquel piloto de la fuerza aérea de la 2ª República, que por sus méritos, mereció el epíteto de la Gloriosa.

El libro, que aún no ha salido a la venta, será presentado el próximo día 1 de Abril en el centro cultural Mercè Rodoreda de Sant Joan Despí (Barcelona) a las 18:30h, donde tendremos la ocasión de conocer en profundidad a todos los héroes anónimos, que como él, viven en el libro y que son una parte de la historia, de nuestra propia historia.

Sigue la página Libros
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!