La Semana Santa es sinónimo de vacaciones y celebraciones religiosas. Tanto si prefieres ver procesiones como si eres de los que aprovechan para hacer una escapada a la playa, aquí te contamos una serie de detalles que quizás desconozcas sobre una de las festividades más antiguas del calendario, y probablemente, una de las menos conocidas por los jóvenes.

1. La Pascua ya existía antes de Jesús. Relacionamos tanto la Pascua con la vida de Jesús de Nazaret que a veces olvidamos que esta festividad es muy anterior a su muerte en la cruz. Es cierto que en la Pascua cristiana recordamos su muerte y su resurrección, pero no hay que olvidar que la Pascua proviene de mucho antes, en concreto de la Pascua judía, en la que 1300 años antes de Jesús ya se celebraba el fin de la esclavitud de los hebreos (antepasados del pueblo judío, sometidos por Egipto).

¿Recuerdas la escena de La Última Cena con Jesús y los doce apóstoles? Exacto. Celebraban la Pascua.

2. La tradición de los huevos de Pascua viene de la Edad de Hielo. Los huevos de Pascua son muy famosos en todo el mundo, pero ¿sabes cuál es su origen? Cuando llega la primavera las aves regresan del sur y ponen huevos. Los hombres prehistóricos se alimentaban de estos huevos hasta que subían las temperaturas y podían volver a cazar. Se cree que la tradición de comer huevos al final del invierno viene de aquí y ha perdurado hasta nuestros días. Por otra parte, la tradicional mona de Pascua tiene su origen en un dulce árabe llamado mouna.

3. En Filipinas crucifican de verdad a los hombres. Varios vecinos de la localidad de San Pedro de Cutud, en Filipinas, tienen una particular forma de hacer penitencia: se hacen crucificar durante el Viernes Santo.

No se trata de una simple representación de La Pasión de Cristo. A estos hombres los clavan en la cruz agujereando sus pies y sus manos. Miles de personas, entre fieles y curiosos, asisten cada año a este ritual que la Iglesia filipina no aprueba. ¿Y tú? ¿Te animarías a asistir a una ceremonia tan sangrienta?

4. Celebran una procesión en honor a un borracho. Durante la Semana Santa no todo son procesiones religiosas. En León tiene lugar una procesión pagana conocida como El entierro de Genarín, en la que se rinde culto a Genaro Blanco, un borrachín muy conocido en la ciudad. Genarín fue atropellado por el camión de la basura en la noche del Jueves Santo de 1929, mientras orinaba en la muralla de León.

Desde entonces se le venera con devoción. Genarín tiene su propio paso, en el cual se le representa de pie, alzando una botella de orujo. El entierro de Genarín Es una de las procesiones satíricas más populares de España.

5. En el año 2000 cundió el pánico en las calles. En noviembre de 1999 se estrenó una película ambientada en la Semana Santa sevillana, titulada Nadie conoce a nadie, en la que un grupo de fanáticos del rol sembraban el pánico durante las procesiones. Meses después, durante La Madrugá del Jueves Santo del año 2000, la ficción parecía hacerse realidad: en las calles de Sevilla se produjeron avalanchas de gente corriendo, escapando de algún peligro que desconocían. Nunca se supo qué ocurrió, pero mucha gente responsabilizó a la película de estos extraños sucesos.

Sigue la página Historias
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!