Yasuhiro Wakabayashi (Shanghai, 1930) más conocido como Hiro, a sus ochenta y cinco años sigue en activo como disparador de fantasías. Fotógrafo de moda y publicidad, nació en el seno de una familia japonesa que regresó al país nipón tras terminar la Segunda Guerra Mundial. En 1954 se mudó a Nueva York a estudiar fotografía, pero poco tiempo después abandonó los estudios por aburrimiento y comenzó a trabajar como aprendiz de los fotógrafos Lester Bookbinder y Reuben Samberg.

Dos años después de haber llegado a la Gran Manzana, Wakabayashi ya era el asistente del mítico Richard Avedon y Alexey Brodovitch.

Un año después ya colaboraba de forma habitual con la edición americana de Harper's Bazaar y Opera News en una carrera meteórica que no pararía y que le sería premiada por la Sociedad Americana de Fotógrafos de Revistas como fotógrafo del año.

Hiro se transformó en uno de los fotógrafos más influyentes de los años sesenta y del siglo XX y sería el mismo Avedon quien recopilaría sus obras en el libro "Hiro: Photographs". En cinco décadas de carrera, donde ha disparado desde bodegones surrealistas a portadas de álbumes, su amplio archivo de trabajo es lo suficientemente grande como para apoyar las tres retrospectivas agendadas en esta temporada.

Dos muestras de su trabajo ya están en exposición a disposición del público en el Museo de Bellas Artes de Boston y la Galería Hamilton de Londres.

Asimismo, se ultiman los últimos detalles para la apertura de su tercera exhibición en Pace/McGill Gallery de Nueva York que se abre el próximo 25 de febrero.

Después de un pequeño lapso de tiempo trabajando con Richard Avedon, Hiro pasó a Harper's Bazaar bajo mando del director de arte Alexey Brodovitch y antes de 1964 ya se había convertido en el único fotógrafo bajo contrato indefinido, una posición que mantuvo durante diez años en la emblemática publicación de moda.

La importancia de su trabajo radica en una capacidad sin igual de la exigencia en la perfección de la luz y el color (en un tiempo donde no existían programas como Photoshop) para transformar objetos aparentemente triviales en objetos de deseo, sea un casco, un pez o la uña del pie. Tres citas imperdibles en Boston, Londres y Nueva York.Lea también Abren el estudio y casa en Marruecos de Yves Saint Laurent y Marca Británica obliga a modelos a comer.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!