La victoria de Spotlight este sábado en la entrega de los SAG Awards 2016 suma varios reconocimientos que la está dejando bien parada en las quinielas de los premios Oscars 2016, poniendo a sudar The Revenant y Mad Max: Fury Road, lo que vuelve más reñida e interesante la competencia por el galardón dorado. Sin embargo, el triunfo de The Big Short en la entrega de los PGA fue un ejemplo que en este año cualquier película nominada puede destacar, y el drama Room es un compendio de fortalezas que apunta a sobresalir más de los visto en la nueva edición de los Premios de la Academia de Hollywood.

Room está basada en la novela de la irlandesa-canadiense Emma Donoghue, historia sobre la vida de Jack, un niño de cinco años que vive encerrado con su madre, capturada dos años antes de su nacimiento, en una habitación donde son mantenidos y visitados con frecuencia por su abusivo captor.

La joven y su hijo se esfuerzan por salir de su cautiverio involuntario, y el pequeño Jack descubre que hay mucho más allá de ese microcosmos que constituía todo lo que conoció y creyó en sus primeros tiempos de vida.

La película transcurre en dos actos magistralmente dirigidos por su director Lenny Abrahamson: La presentación de Jack y Joy, su madre, su forma de sobrevivir al reducido espacio y al secuestrador de ambos, presenciándose todo esto hasta el dramático escape de ambos; luego viene el shock de volver al mundo real y poner la vida en orden mientras Jack descubre la luz del sol, las aves y los perros, demostrándose que una situación como la que vivieron los dos protagonistas puede dejar traumas que transcurren más allá del improvisado confinamiento.

Este filme puede recordar a otros con temática de encierro no convencional como la primera media hora del thriller asiático Old Boy, e incluso The Truman Show. Su mayor éxito radica en lograr que el espectador vea el mundo a través de Jack en ambas situaciones, por lo que la habitación, oscura y reducida a simple vista, parece un lugar más vivo e interesante siguiendo la imaginación del niño; y lo mismo pasa al presenciar su libertad, cuando éste descubre otros aromas, colores, elementos y seres que hacen que su choque psicológico y cultural luzca muy auténtico e impactante.

La adaptación de Room tiene bastante segura la premiación de Brie Larson como mejor actriz principal para los Oscars. La joven reafirma en cada plano que aparece el desconcierto y desesperación claustrofóbica de haber pasado casi la mitad de su vida en aquel cuarto oculto, y si bien tiene bastante competencia con Saoirse Ronan y Cate Blanchet, es Larson quien se ha adueñado de todas las aclamaciones posibles en esta carrera por el Oscar (incluyendo el SAG Award de este año).

Las nominaciones de mejor guión adaptado y mejor película también hacen de Room un film propenso a la sorpresa como sucedió con Crash o Shakespeare in love años atrás. Es una historia sólida y con suficientes puntos fuertes para dar destacarse en la entrega del mayor premio de Hollywood, prevista para el próximo 28 de febrero.

Sigue la página Arte
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!